APHRODISIAS, LA CIUDAD DE VENUS

Turquía – Región del Egeo  /  APHRODISIAS (Asia)

 

La antigua Aphrodisias está situada en Caria, Asia Menor, al suroeste de Turquía, cerca de la moderna villa de Geyre, a 230 km. de Izmir ó a 101 km. de Denizli. Aphrodisias es uno de los más hermosos yacimientos arqueológicos de la Anatolia turca, en la actualidad parcialmente excavada y parcialmente virgen, seguramente con muchas maravillas pendientes de ser descubiertas. Las campañas arqueológicas de Aphrodisias están siendo llevadas a cabo por la Universidad de Nueva York. En la reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, celebrada en 2017 en Cracovia (Polonia), Aphrodisias fue incluida en este exclusivo grupo.

 

Aphrodisias recibe su nombre de la diosa griega del amor, en el siglo II a.C. Anteriormente había sido conocida como Lelegon Polis, Megale Polis y Ninoë, cuyo nombre derivaba de Ninos, el fundador mitológico del imperio asirio-babilónico, y esposo de la famosa Semiramis. Aphrodisias fue famosa por su escuela de escultura, además de ser una de las ciudades que estaba consagrada a Afrodita. En el 82 a.C. Sila envió una corona de oro para honrar a la Afrodita caria tras serle así indicado por el oráculo de Delfos. También Julio César rindió honores a la ciudad con la financiación de una estatua de oro de Eros. Augusto otorgó beneficios a Aphrodisias, como la exención del pago de impuestos y el derecho de asilo en el santuario de Afrodita, en agradecimiento a su apoyo durante la Guerra Civil. Uno de los más importantes benefactores de la ciudad fue Zoilos, un personaje que fue secuestrado y vendido como esclavo a Julio César y que posteriormente estuvo al servicio de Octavio, el cual le dio la libertad. Zoilos regresó a su ciudad natal en el 40 a.C. financiando grandes obras que engrandecieron aún más a Aphrodisias. Sus habitantes en homenaje a su ilustre vecino, erigieron una estatua en su honor a su fallecimiento, en el 28 a.C.

 

En la visita al yacimiento no podemos dejar de visitar monumentos como el tetrapylon y el templo de Afrodita, el estadio, el odeón y el teatro, las termas adrianas, el agora y el pórtico de Tiberio y, especialmente, el Sebasteion, construcción dedicada al emperador Augusto.

 

El  Tetrapylon era la puerta monumental por la que accedían los peregrinos que se acercaban al Templo de Afrodita. Estaba compuesto por cuatro filas de cuatro columnas cada una de ellas, conectado la calzada principal de la ciudad con la Via Sacra que llevaba al santuario.

 

Aphrodisias. Tetrapilon (foto: Chris Ruggles)
Aphrodisias. Tetrapilon (foto: Valerie Hukalo)

 

El templo de Afrodita estaba situado en el centro de la ciudad. Aphrodisias contaba con un importante santuario dedicado a la diosa del amor, Afrodita, la Venus romana. Los vestigios que se conservan están compuestos por catorce de las cuarenta columnas de estilo jónico que rodeaban el templo y los cimientos de la cella. Se cree que el templo fue finalizado durante el principado de Augusto. El temenos fue completado en el siglo II d.C., en la época de Adriano.

 

Aphrodisias. Templo de Afrodita (foto: Carole Raddato)
Aphrodisias. Templo de Afrodita (foto: Carole Raddato)

 

Odeón. Al sur del templo de Afrodita se encontraba este pequeño teatro con doce filas de butacas y capacidad para mil setecientas personas. Como el Bouleuterion era utilizado para reuniones senatoriales y otros actos públicos. La orquesta y la escena se encontraban decorados con mosaicos y estaba cubierto por un techo, que debió de colapsar durante un terremoto en el siglo IV d.C., junto con las gradas superiores del odeón.

 

Aphrodisias. Bouleuterion (foto: Carole Raddato)

 

Al norte de la ciudad se encontraba el stadium, el circo romano, que contaba con una capacidad para treinta mil espectadores, y tenía unas medidas de 262x59m. Es sorprendente su excelente estado de conservación, que hace de él uno de los mejor conservados de todo el Imperio romano. En su graderío, podemos imaginarnos cómo serían las espectaculares carreras de cuadrigas, con el público enfervorizado animando a sus colores favoritos.

 

Aphrodisias. Estadio romano (foto: Carole Raddato)
Aphrodisias. Estadio romano (foto: Carole Raddato)

 

Otro lugar relevante son las  termas de Adriano, construidas en el siglo II d.C., que contaban con dos grandes galerías convergentes en una central. Estas termas se encontraban frente al acceso al agora, cerca del Pórtico de Tiberio.

 

Aphrodisias. Termas de Adriano (foto: Carole Raddato)
Aphrodisias. Termas de Adriano (foto: Carole Raddato)
Aphrodisias. Termas de Adriano (foto: Carole Raddato)

 

El teatro. Fue construido en la segunda mitad del siglo I a.C. en la ladera oriental de la acrópolis. Según una inscripción, fue dedicado a la diosa Afrodita y al pueblo de Aphrodisias por un antiguo esclavo de Octavio, Julius Zoilos. Tenía capacidad para unos ocho mil espectadores. Fue remozado en el siglo II d.C. para poder albergar luchas de gladiadores y de animales y convertido en una fortaleza durante el período bizantino, protegido por torres y murallas.

 

Aphrodisias. Teatro romano (foto: Carole Raddato)

 

El Ágora estaba situado entre el Templo de Afrodita y la acrópolis. Contaba con dos grandes pórticos de estilo jónico, el septentrional que todavía no ha sido excavado y el meridional, denominado Pórtico de Tiberio.

El Pórtico de Tiberio corresponde a la entrada sur del ágora. Fue construido durante el principado de Tiberio, habiéndose hallado en el lugar espléndidos frisos e inscripciones en honor de dicho emperador. Cuenta con una columnata de estilo jónico que ha sido parcialmente restaurada. En el centro del monumento se encuentra una gran piscina, de un metro de profundidad y 175m. de largo.

 

Aphrodisias. Ágora meridional y Pórtico de Tiberio (foto: Carole Raddato)

 

El Sebasteion, descubierto en 1979, es uno de los principales monumentos de Aphrodisias. Su construcción data del siglo I d.C., dedicado al Imperial Sebastos, denominación griega del emperador romano Augusto. Está formado por un amplio patio de 14m. de ancho y 80m. de largo. con dos pórticos y columnas a los lados. Se encontraba completamente cubierto de relieves sobre dioses y héroes mitológicos junto con los emperadores romanos, aunque muchos de ellos desaparecieron tras los terremotos del siglo IV d.C. Con este monumental edificio se quería resaltar, posiblemente, el origen divino de la dinastía julio-claudia, descendiente de la propia diosa Afrodita.

 

Aphrodisias. Sebasteion (foto: Carole Raddato)
Aphrodisias. Sebasteion (foto: Carole Raddato)

 

El Museo de Aphrodisias abrió sus puertas al público en 1979. Acoge todos los objetos hallados en las excavaciones arqueológicas realizadas en Aphrodisias, sumando más de trece mil hasta la fecha. Entre sus salas se encuentra la Galería Imperial, el corredor de Zoilos, y las salas de Melpomene, el Odeón, Penthesilea o la de Afrodita.

 

Aphrodisias. Museo. Hall del Sebasteion (foto: Carole Raddato)

 

 

Más información.

APHRODISIAS MÜZESI  (MUSEO DE APHRODISIAS)

HORARIOS: Martes a domingo de 9.00 a 17:00 (19:00 en verano). Lunes cerrado.

WEB: aphrodisias.classics.ox.ac.uk

1 pensamiento sobre “APHRODISIAS, LA CIUDAD DE VENUS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *