CAERWENT. LA CIUDAD DE LOS SILUROS

Gales – Monmouthshire  /  VENTA SILURUM (Britannia)

 

La localidad galesa de Caerwent está situada al sureste del país, a 17 Km. al este de Newport. La población se levantó alrededor de las ruinas de la antigua Venta Silurum. Los vestigios de esta ciudad romana están considerados al mismo nivel que los del Muro de Adriano, si bien, mucho más desconocidos.

 

Venta Silurum, “la ciudad comercial de los Siluros”, fue fundada en torno al 75 d.C., en el marco de las campañas de conquista dirigidas por el gobernador de Britannia, Sextus Julius Frontinus. Su finalidad sería la de reunir en la llanura a a la población residente en los valles de Gwent y Monmouth, para mitigar las posibilidades de sublevación de las tribus indígenas. Esta civitas, capital de los silures, se hallaba situada a tan sólo 14 Km. del fuerte legionario romano de Isca Silurum (Caerleon), base de la Legio II Augusta. La ciudad estaba protegida por un recinto amurallado y el interior se urbanizó siguiendo los patrones romanos, con una estructura reticular de calles e ínsulas (veinte manzanas en total), con la plaza del foro ubicada en el centro de la población. Tan sólo se tiene constancia de dos ciudades romanas en el País de Gales: Maridunum (Carmarthen) y Venta Silurum.

 

Venta Silurum. Basílica del foro -recreación artística-.

 

Entre los principales vestigios romanos de Caerwent destacan sus murallas, consideradas como las defensas civiles mejor preservadas de todo el Reino Unido. Fueron construidas a finales del siglo II – principios del s. III d.C. Llegaron a tener una altura de ocho metros, si bien en la actualidad no sobrepasan los cinco metros en algunos tramos, básicamente en el lienzo sur.

 

Caerwent. Murallas romanas (foto: James Stringer)

 

En el área central de la ciudad se hallaba el foro, con la basílica como elemento predominante y un templo celto-romano. La basílica fue construida a principios del siglo II d.C., siendo reformada a finales del siglo III d.C. Estaba formada por una gran sala, donde se celebraban las sesiones públicas y las ceremonias, y un conjunto de estancias situadas tras la gran sala. Entre éstas se encontraban el aedes, donde se encontraba la estatua del emperador junto con otras deidades, y, la curia, donde se reunía el consejo municipal.

 

Foro romano de Caerwent (foto: Alun Salt)

 

También podemos ver excavaciones realizadas en algunas viviendas, bastante modestas puesto que mayoritariamente no contaban ni con decoración musivaria ni con el característico sistema de calefacción de hipocausto.

 

Por último, indicar que en el exterior del recinto amurallado, al norte de la Puerta Este, se halla otro templo celto-romano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *