EL FUERTE ROMANO DE CAPIDAVA

Rumanía – Constanta  /  CAPIDAVA (Moesia Inferior)

 

Capidava está situada al sureste de Rumanía, a orillas del Danubio, a medio camino entre las localidades de Cernavoda y Harsova.

 

El castellum de Capidava fue construido por unidades (vexillationes) de la Legio XI Claudia y la Legio V Macedonica, posiblemente en torno al 103 d.C. Su construcción hay que situarla en el contexto de las Guerras dacias, entre las legiones romanas  del emperador Trajano y los ejércitos dacios del rey Decébalo, con la función asignada a Capidava de fortalecer el flanco oriental de Moesia Inferior. Se cree que en Capidava estaba estacionada la unidad auxiliar germana de la Cohors I Ubiorum. Esta unidad fue posteriormente sustituida por otra unidad germana, la Cohors I Germanorum civium Romanorum. El fuerte contaba con un muelle, donde podían atracar las embarcaciones de la Classis Flavia Moesia, la armada romana en el Danubio, que tenía su base naval establecida en Noviodunum. El fuerte de Capidava fue destruido por los godos probablemente en sus raids de los años 248-250 d.C., siendo reconstruido durante el reinado de Galieno y la Tetrarquía.

Este campamento era uno más de la amplia cadena de estacionamientos militares levantados por el Imperio romano en torno al Limes danubiano, junto con los de Carsium (Hârsova), Cius (Gîrliciu), Troesmis (Turcoaia), Noviodunum (Isaccea) o Aegyssus (Tulcea). En el siglo VI d.C. el fuerte fue destruido por los hunos, levantándose una nueva fortificación pero de menor tamaño (60x60m.) en el área meridional del antiguo fuerte. En el siglo VII d.C. un nuevo ataque de avaros y eslavos redujo el campamento a cenizas. Sobre las ruinas romanas, los bizantinos construyeron una nueva edificación, que permaneció en pie al menos hasta el siglo XI d.C.

 

Fuerte auxiliar romano de Capidava

 

En la visita del castrum de Capidava, podemos vislumbrar el perímetro amurallado, de 127x105m., descubriendo la puerta Sur de la fortaleza, protegida por una torre rectangular.  En la muralla Sur existen vestigios de otras cuatro torres, los cimientos de dos torres con forma de herradura y dos torres circulares, bastante bien conservadas. En el interior de la fortificación se pueden ver varios edificios levantados alrededor de una plaza central; es destacable también la basílica, construida en el extremo noroeste del fuerte.

 

Fuerte auxiliar romano de Capidava (foto: Carole Raddato)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *