IRÁN

 

La República Islámica de Irán está situada en Oriente Medio. Limita al norte con Armenia, Azerbaiyán, el Mar Caspio y Turkmenistán; al este con Afganistán y Pakistán; al sur con el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán; y al oeste con Iraq y Turquía. Irán está dividida en 30 provincias (ostān) y la capital es Teherán. El país está rodeado por varias cadenas montañosas -los montes Zagros en el sur y oeste y los Elburz al norte, con el Damavand a 5.610m. de altitud-. El idioma oficial es el persa y su moneda el rial iraní (IRR) (1 EUR=45.641 IRR, febrero 2020).

 

El territorio de la actual Irán fue ocupado en el 336 a.C. por Alejandro Magno. Tras su fallecimiento, Seleuco I Nicátor fue el heredero de esta parte del Imperio macedonio. La dinastía seléucida gobernó hasta el año 250 a.C. cuando la dinastía arsácida de Partia tomó el poder. Los partos gobernaron durante los cuatro siglos siguientes, creando un imperio al mismísimo nivel del Imperio Romano, con el que tuvo continuos enfrentamientos. En el 226 d.C. la dinastía sasánida derrocó a la ya debilitada Partia y mantuvo su imperio, luchando igualmente contra los romanos, hasta el 652 d.C., cuando los árabes entraron en escena.