CASTILLA-LA MANCHA

La comunidad autónoma de Castilla-La Mancha está formada por las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo. Fue creada en 1982, tomando como referencia la región histórica de Castilla la Nueva, salvo la provincia de Madrid.

 

Antes de la llegada de los romanos, el área de la comunidad de Castilla-La Mancha estaba habitada principalmente por oretanos y carpetanos. Los primeros se extendían desde Sierra Morena hasta la cuenca del Guadiana; los segundos, por la cuenca del Tajo y del Gigüela-Záncara, limitando al sur con los oretanos, al oeste con los vettones, al este -por la cuenca del Júcar- con los olcades, y al norte con los arévacos o los vacceos.