FRONTERAS DEL IMPERIO ROMANO

FRONTERAS DEL IMPERIO ROMANO

 

Las fronteras del Imperio Romano se extendieron a lo largo de 5.000 Km., desde la costa atlántica de Escocia, pasando por el Rin y el Danubio y los Cárpatos hasta el Mar Negro; desde Trabzon (Turquía) en la orilla meridional del Mar Negro hasta el Mar Rojo; y desde allí, atravesando el norte de África, por el límite septentrional del Desierto del Sahara, hasta la costa atlántica de Marruecos.

 

Limes Tripolitanus (foto: Jona Lendering)

 

El Limes -línea fronteriza bajo control militar según Tácito- fue levantado principalmente en el siglo II d.C., cuando el Imperio alcanzó su máxima extensión. En su construcción hicieron alarde de sus extraordinarios conocimientos de ingeniería, levantando muros en piedra o madera y excavando grandes fosos defensivos, manteniendo una línea recta fronteriza que aún hoy en día es motivo de admiración y  aprovechando los límites naturales marcados por los ríos (Rin, Danubio o Eúfrates), desiertos (Sahara, Siria) o montañas (Cárpatos). Todo este sistema estaba protegido por un conjunto de fuertes fronterizos y torres de vigilancia, ubicados simétrica y estratégicamente con una estructura uniforme, a lo largo del Imperio, y al mismo tiempo local, en función de las características de cada lugar.

 

Limes Arabicus (foto: APAAME)

 

Las fronteras del Imperio romano se extienden a lo largo de una veintena de países, en tres continentes. Vestigios de esta impresionante construcción militar perviven en el Reino Unido, los Países Bajos, Bélgica, Alemania, Suiza, Austria, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Croacia, Serbia, Bulgaria, Rumania, Turquía ,Siria, Jordania, Israel, Iraq, Egipto, Libia, Argelia, Túnez y Marruecos.

 

EL LIMES Y LA UNESCO

En 1987 se inscribió el Muro de Adriano (Inglaterra) en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. En el año 2005 este honor lo recibió el Limes de Germania Superior – Raetia, creándose un nuevo segmento del Patrimonio Mundial: Las Fronteras del Imperio Romano. Esta nueva sección se vio ampliada en el año 2008 con la inclusión como Patrimonio Mundial del Muro de Antonino (Escocia). Otros muchos lugares se encuentran seleccionados como candidatos, por sus respectivos países, a engrosar esta lista del Patrimonio de la Humanidad, la Ripa Pannonica (Hungría), el Limes Romanus (Eslovaquia), el Limes croata, el Limes de Germania Inferior (Holanda y Alemania), el Limes danubiano en Austria o el Limes tunecino.

Además de este sistema «uniforme» de defensa, a lo largo de los siglos los romanos se vieron obligados a establecer otras barreras defensivas ante la amenaza de invasiones. Así se crearon los fuertes de la Costa Sajona, en Inglaterra, Francia y Bélgica, o Claustra Alpium Iuliarum, en los Alpes italianos, a finales del siglo III d.C.

 

CONGRESO DEL LIMES

El estudio de las Fronteras del Imperio Romano se mantiene en total plenitud. De forma trianual se celebra el Congreso del Limes o Congreso del Estudio de las Fronteras Romanas, en el que se reunen los principales estudiosos de la materia. La última edición tuvo lugar en 2018 en Serbia. La vigésimo quinta edición de este congreso tendrá lugar en septiembre de 2021 en Nijmegen, Países Bajos (ver limes2021).