EL TESORO DE BOSCOREALE

Museo del Louvre (París)

 

El tesoro de Boscoreale está formado por más de un centenar de piezas de vajilla de plata, joyas de oro y más de mil monedas de oro. Fue descubierto en 1895 en una villa romana de esta población italiana, situada en la ladera del Vesubio,  que había sido sepultada por la erupción del volcán en el 79 d.C. El tesoro se hallaba escondido en un lagar del área productiva de la villa.  Junto al mismo se descubrió un cadáver. Es probable que fuera la persona que trataba de ponerlo a salvo, esperando recuperarlo una vez pasado el desastre natural. Los expertos creen que la villa era propiedad de L. Caecilius Lucundus, un adinerado banquero de Pompeya. Muchas de las piezas llevan inscrito el nombre de Maxima, hija del banquero.

 

Tesoro de Boscoreale – Museo del Louvre.

 

La mayor parte de las piezas del tesoro de Boscoreale se exhiben en el Museo del Louvre de París, gracias a la donación del tesoro realizada por el Barón Edmond de Rothchild.  Algunos objetos se muestran en el Museo Británico de Londres, y en el Field Museum de Chicago. La mayor parte de los objetos fueron realizados entre el siglo I a.C. y el I d.C. En este artículo nos detendremos en algunas de las piezas más reseñables, como los skyphos de Augusto y Tiberio, las copas de plata con esqueletos, la patera de Alejandría o el onochoe de Niké.

 

En el skyphos de Augusto aparece el emperador, victorioso, rodeado de sus líctores y comandantes, otorgando clemencia a los derrotados bárbaros. La otra cara del skyphos muestra al emperador entre representaciones de las provincias conquistadas.

 

Skyphos de Augusto – Museo del Louvre (foto: Carole Raddato)

 

El skyphos de Tiberio muestra al sucesor de Augusto en una procesión triunfal por las calles de Roma. La imagen opuesta muestra al emperador sacrificando un toro ante el templo de Júpiter.

 

Skyphos de Tiberio – Museo del Louvre (foto: Carole Raddato)

 

Dos copas de plata, modioli, están decoradas con esqueletos. Una inscripción en la base de una de las copas nos indica el nombre de su propietario, Gavia. La singular decoración de las copas muestra los esqueletos de poetas y filósofos griegos bajo una guirnalda de rosas. Inscripciones en griego realizadas con puntos muestran máximas epicúreas como «disfruta la vida mientras puedas, el futuro es incierto».

 

Tesoro de Boscoreale. Copas con esqueletos – Museo del Louvre.

 

Otra pieza de gran interés es la patera de Alejandría. Cuenta con una gran medallón central con el busto en relieve de una joven mujer que lleva una piel de elefante, con una  cobra en su mano derecha y una cornucopia repleta de fruta en su mano izquierda. El busto se encuentra rodeado por numerosos atributos divinos, el arco y el carcaj de Artemisa, el delfín de Poseidón, el sistro de Isis, o el caduceo de Asclepio, entre otros. Las interpretaciones acerca de su significado son diversas. Unos opinan que el busto es la personificación de África o Alejandría. Otros creen que es un retrato de Cleopatra Selena II, reina de Mauritania, esposa de Juba II y hermana de Cleopatra VII de Egipto, o bien que se tratara de la propia reina de Egipto.

 

Tesoro de Boscoreale. Patera de Alejandría (foto: Museo del Louvre)

 

También destacamos un oenochoe, una jarra de vino. Esta exquisita pieza cuenta con la decoración en relieve de una escena en la que vemos a la diosa Niké sacrificando un animal.

 

Tesoro de Boscoreale. Oenochoe

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *