IRÚN ROMANO

País Vasco – Gipuzkoa  /  OIASSO (Tarraconensis)

 

La localidad de Irún, perteneciente a la comarca del Bidasoa, se encuentra a cinco kilómetros de la frontera con Francia y 17 km. de San Sebastián. Es la segunda mayor población de Guipúzcoa, tras la capital, San Sebastián-Donostia, y debe su importancia en gran medida a su estratégica ubicación entre España y Francia, siendo el principal paso fronterizo entre ambos países, junto con el de la Junquera en Cataluña.

 

Antes de la llegada de los romanos, la actual provincia de Gipuzkoa estaba habitada por los vascones, los caristios y los várdulos. Los primeros contactos entre ambos mundos se produjeron en torno al 80 a.C., aparentemente sin enfrentamientos bélicos entre ellos. En torno al año 10 a.C. los romanos fundaron la población de Oiasso, en territorio vascón. Desde ahí controlaban recursos como la pesca o la minería y reclutaban tropas para las legiones de Roma. La importancia de Oiasso es significativa durante los dos primero siglos de nuestra era, decayendo paulatinamente en los siglos siguientes.

 

En el año 1992 se descubrió la existencia del Puerto romano de Oiasso. Se realizaron excavaciones arqueológicas entre los años 1994 y 1998 en la calle Tadeo Murgia, donde se localizó un muelle de atraque. La fundación del puerto se ha datado entre los años 70 y 120 d.C., funcionando hasta finales del siglo II d.C. Posiblemente fue uno de los puertos más importantes del Mare Externum (Océano Atlántico), junto con los de Burdeos, Londres, Santander o Gijón. Por los objetos encontrados se sabe que los romanos practicaban la pesca con red, con anzuelos y con reteles.

 

Irún. Museo Oiasso (foto: Sergio Geijo)

 

Los vestigios arqueológicos de la antigua Oiasso los podemos contemplar en el Museo Romano de Oiasso, inaugurado en el año 2006. Las tres plantas del museo nos muestran, a través de excelentes audiovisuales, el Impacto Romano (primera planta), el Puerto de Oiasso (segunda planta) y la Ciudad de Oiasso (tercera planta). En sus aledaños se encuentran las termas romanas, que esperan pacientemente su musealización para volver a ser disfrutadas por sus visitantes. La piscina de agua fría (frigidarium) es la que se haya en un mejor estado de conservación. Su construcción se ha fechado a mediados del siglo I d.C.  El museo es también un importante centro de desarrollo cultural a través de talleres de animación de juegos romanos “Alea jacta est”, el Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa (FICAB), cursos, conferencias, etc.

 

Irún. Museo Oiasso (foto: Sergio Geijo)

 

La ermita de Santa Elena es el otro punto de interés del Irún romano. Esta iglesia medieval se erigió sobre un templo romano de finales del siglo II d.C. y en ella se ha localizado una necrópolis romana. En 1989 se transformó en museo, habilitando el coro de la iglesia para poder observar los restos del recinto romano y la necrópolis de incineración. En la planta baja se exhiben diversos materiales hallados en la comarca del Bidasoa, como las minas de Arditurri. La ermita se puede visitar conjuntamente con el Museo Romano, en grupo o visitas guiadas, previa reserva. Las visitas guiadas se realizan los fines de semana y festivos a las once de la mañana y a las cinco de la tarde.

 

La economía de la Oiasso romana estaba definida por el mar y la minería. La primera, como hemos comentado, está representada en el Museo Romano de Irún. La segunda la podemos vivir acercándonos a las minas de plata de Arditurri, en el macizo de Aiako Harria.

 

Desde el año 2010 se celebra en Irún, durante el mes de Julio, unas jornadas romanas, «Feriae Oiassonis» en su primera edición y «DIES OIASSONIS» en la segunda. Durante ese fin de semana se resalta el carácter marítimo de la Oiasso romana, con eventos significativos como la botadura de un barco romano o la procesión de Isis. En los aledaños del Museo Romano se instala un mercado romano que, junto con las luchas de gladiadores, y la presencia de las legiones romanas hacen las delicias de irundarras y visitantes.

 

Irún. Navigium Isidis (foto. Museo Romano Oiasso)

 

En nuestra estancia en Irún no debe faltar la degustación de unos vasos de sidra natural o sagardoa. El centro neurálgico de la producción sidrera se concentra alrededor de la localidad guipuzcoana de Astigarra. La temporada oficial de las sidrerías va de enero a abril, si bien la mayoría de ellas abren todo el año. El menú tradicional consiste en tortilla de bacalao, chuletón del país y nueces y queso con membrillo para finalizar esta extraordinaria degustación. Por supuesto, la sidra es la compañera inseparable con todos y cada uno de los platos… Os recomendamos acercaros hasta Ola Sagardotegia, sidrería localizada en una antigua ferrería del siglo XIII.

 

 

 

Más información.

ERROMATAR MUSEOA-MUSEO ROMANO (Eskoleta, 1. 20302 Irún)

HORARIO: Octubre a Mayo de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Junio a Septiembre de 10:00 a 1400 y de 16:00 a 20:00. Semana Santa de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Lunes cerrado.

TARIFAS 2018:   Adultos... 6,25 €.   Visita guiada...9 €.     Visita guiada museo + Santa Elena....13 €.

CONTACTO: 943 63 93 53   oiassomuseo@irun.org

WEB: www.irun.org/oiasso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *