MILÁN. LA CAPITAL IMPERIAL DE MEDIOLANUM

Italia – Lombardía  / MEDIOLANUM (Italia)

 

La ciudad de Milán se halla situada al norte de Italia, en la región de Lombardía. Está considerada como la capital económica e industrial del país.

 

Los orígenes de Milán se remontan a finales del siglo VII a.C., cuando fue fundada por la tribu celta de los insubres. Según la leyenda, su fundación fue organizada por Bellovesus, sobrino del rey galo Ambicatus, en tiempos del monarca romano Tarquinio Prisco. En el 222 a.C., la ciudad cayó en manos de la República de Roma, que bautizó a los nuevos territorios conquistados como Galia Cisalpina, «la Galia a este lado de los Alpes». Si bien la ciudad gozó de un gran desarrollo tanto en época republicana como en la imperial, su época de mayor esplendor se produjo a partir del 286 d.C., cuando fue designada capital del Imperio Romano de Occidente por Diocleciano, en detrimento de Roma. El emperador Maximiano la elevó a su nuevo rango con colosales construcciones, como el circo, las termas de Hércules o un espectacular complejo palacial. Mediolanum fue así mismo la ciudad desde la que Constantino emitió, en el 313 d.C., su famoso Edicto, que promulgó la libertad religiosa en el Imperio Romano y el despegue del Cristianismo como religión dominante. En el 402 d.C. Mediolanum fue asediada por los godos y el trono imperial trasladado a Ravena. En el 452 d.C. fue nuevamente asediada, esta vez por los hunos de Atila. Su definitivo ocaso, en época bizantina, se produjo en el 538 d.C., en el marco de las Guerras Góticas, cuando fue devastada por Uraia, sobrino del rey godo Witiges.

 

La Columnata de San Lorenzo es uno de los principales vestigios de la Mediolanum romana. Las 16 columnas que la componen, de capiteles corintios, fueron instaladas en su actual ubicación posiblemente en el siglo IV – V d.C., procedentes de edificaciones romanas del siglo II d.C. Es posible que las mismas perfilaran un cuadripórtico, como atrio de la basílica de San Lorenzo. La basílica se hallaba situada en dicha época extramuros, en la Via Ticinensis, calzada que unía Mediolanum con Ticinum (Pavía). Si bien se desconoce su función original, se cree que sería un espacio para grandes ceremonias civiles y religiosas ligadas al mausoleo imperial de Sant’ Aquilino.

 

Milán. Columnata de San Lorenzo

 

A escasa distancia de San Lorenzo se encuentran las ruinas del anfiteatro romano, integrados en el Parque Arqueológico del Anfiteatro Romano y del Antiquarium Alda Levi. Fue construido en el siglo I d.C. para la celebración de espectáculos, luchas de gladiadores (munera), de animales (venationes), o batallas navales (naumachiae), aunque en el siglo IV d.C. comenzó a ser desmantelado y utilizado como cantera. Por desgracia el único vestigio que queda del anfiteatro es un tramo de la cimentación del mismo.

 

Milán. Cimentación del anfiteatro romano (foto: Bernt Rostad)
Recreación del anfiteatro romano (foto: Silvana Rees)

 

Otra de las grandes construcciones del Mediolanum romano fue el circo, construido en tiempos de Maximiano, augusto de Occidente, a finales del siglo III d.C. Se conservan escasos vestigios del mismo, destacando principalmente una de las torre que flanqueaban los carceres del circo, hoy campanario de la iglesia San Maurizio al Monastero Maggiore. El antiguo monasterio benedictino acoge actualmente la sede del Museo Arqueológico de la ciudad. El circo, con su espectaculares 470m. de longitud y 85m. de anchura,  ocupaba el extremo occidental de la ciudad, entre las murallas y el palacio imperial de Maximiano. Está considerado como el circo de mayor tamaño construido durante la Tetrarquía. En el trazado urbano de la actual Milán se puede distinguir la planimetría del circo romano entre el corso Magenta, la via del Torchio, la via Brisa, la via Capuccio, la via Circo y la via Morigi.

 

Milán. Torre del Circo de Mediolanum (foto: Sergio Geijo)
Milán. Torre poligonal de las defensas de Mediolanum (foto: Sergio Geijo)
Recreación del circo romano de Mediolanum (foto: urbanlife.it)

 

Anexo al circo, y comunicado con el mismo, se encontraba el imponente complejo palacial de Maximiano, formado por varios edificios entre los que se encontraban unas termas, salas de recepción oficial o las áreas privadas, reservadas al emperador y su familia. Los principales vestigios se encuentran en la via Brisa y en la piazza Mentana. Se ha identificado el decumano maximo del palacio entre Santa Maria alla Porta y Santa Maria Fulcorina, y el cardo maximo en la via Torino.

 

Milán. Vestigios del palacio imperial (foto. Federico Moroni)

 

Bajo la Cámara de Comercio de Milán y del Edificio de la Bolsa se encuentran las ruinas del teatro romano. En el Palazzo Turati, perteneciente a la Cámara de Comercio se han musealizado sus restos, enmarcados en el Área Arqueológica del Teatro Romano. Las ruinas visitables corresponden a los cimientos de la cavea. El teatro fue construido en época del emperador Augusto y tendría capacidad para albergar a siete u ocho mil espectadores. Permaneció en uso al menos hasta el siglo IV d.C. Su destrucción tendría lugar en el 1.162 con el saqueo de Milán realizado por Federico Barbarossa.

 

Milán. Teatro romano (foto: milano archeologia)
Milán. Teatro romano (foto: milano archeologia)

 

En Lago Corsia dei Servi se encuentran las ruinas de las Termas Hercúleas, las de mayor tamaño de la antigua Mediolanum, con una extensión de 14.500 m2 y que toman su nombre de su benefactor, el emperador romano Maximiano Hercúleo. Es probable que fueran destruidas durante el saqueo de la ciudad por Barbarossa. En la iglesia de San Vito in Pasquirolo se conservan algunos vestigios de la cimentación de los muros de la palestra así como restos del pavimento del frigidarium o sala de agua fría de las termas. En el Museo Arqueológico de Milán se muestran esculturas y mosaicos pertenecientes a las Termas Hercúleas.

 

Una visita obligada es el Museo Arqueológico de Milán, ubicado como hemos comentado antes en el antiguo monasterio de San Maurizio. En él se exhiben las colecciones de arte griego, etrusco o romano. Una segunda sede del museo se encuentran en la Sala Visconti del Castello Sforzesco donde se exhiben las colecciones egipcias y de la Prehistoria.

 

Museo Arqueológico de Milán. Termas hercúleas (foto: Sergio Geijo)
Museo de Milán. Necrópolis de Lovere (Bergamo) s.III d.C. (foto: Sergio Geijo)

 

Entre las piezas de la colección del Milán romano destacan especialmente la Copa Diatretay la Pátera de Parabiago.  La primera, la diatreta de Trivulzio, toma su nombre del coleccionista italiano que la llevó a Milán. Fue realizada en el siglo IV d.C. y hallada en la tumba de mármol de una alta personalidad de Novara. Es un ejemplar único puesto que ha llegado hasta nuestros días prácticamente intacto. En la misma, consta una inscripción latina «BIBE VIVAS MULTIS ANNI», «Bebe y vive muchos años». La segunda, la pátera de Parabiago, es un plato de plata de mediados del siglo IV d.C., utilizado para ceremonias religiosas posiblemente asociadas al culto de la diosa Cibeles y Attis.

 

Museo Arqueológico de Milán. Patera de Parabiago (foto: Sergio Geijo)
Museo Arqueológico de Milán. Diatreta de Tribulzio (foto: Sergio Geijo)

 

 

Más información.

PARCO DELL' ANFITEATRO ROMANO Y DELL' ANTIQUARIUM ALDA LEVI (via E. De Amicis, 17. Milano)

HORARIOS: Anfiteatro...invierno, martes a viernes de 9:00 a 16:30 y sábados de 9:00 a 14:00; verano, martes a viernes de 9:00 a 18:00 y sábados de 9:00 a 14:00. Antiquarium... martes a sábado de 9:30 a 14:00.

WEB. www.parcoanfiteatromilano.beniculturali.it

MUSEO CIVICO ARCHEOLOGICO DE MILANO (corso Magenta, 15. Milano)

HORARIOS: Martes a domingos de 9:00 a 17:00 (último ingreso a las 17:00). 

TARIFAS 2019: Adultos...5 €.

AREA ARCHEOLOGICA TEATRO ROMANO (Palazzo Turati. via San Vittore al Teatro, 14. Milano)

HORARIOS: Visita para reserva previa en teatroromano@mi.camcom.it o los teléfonos 02.85155108-4386 (lunes de 9:30 a 12:30).

TARIFAS 2019: Gratuita


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *