OSTIA ANTICA, EL PUERTO DE ROMA

Italia – Lacio  /  OSTIA  (Italia)

 

A 30 km. al oeste de Roma se encuentran las ruinas de la antigua ciudad romana de Ostia. Aunque en la actualidad se encuentra a 3 km. de la costa, en la Antigüedad, Ostia se hallaba en la desembocadura del Tiber.

 

Según la tradición, Ostia fue fundada por el cuarto rey de Roma, Anco Marcio, en el siglo VII a.C., posiblemente como un puesto de avanzada, con una función eminentemente militar. A finales del siglo IV a.C. – principios del siglo III a.C., se construyó un castrum, un recinto militar de 194 x 125 m. Este centro militar ocupó un importante papel en el control de los piratas en el Mediterráneo y en el desarrollo de las guerras púnicas entre Roma y Cartago, siendo la base del quaestor Ostiensis, uno de los oficiales al mando de la flota naval romana. A partir del siglo II a.C., el papel militar pasó a un segundo plano, emergiendo la Ostia comercial, donde se almacenaba el grano importado de Sicilia, Cerdeña y África. En el siglo I a.C. Ostia fue saqueada dos veces: primero por las huestes de Mario en su lucha contra Sila (87 a.C.) y luego por los piratas (69 a.C.).

La consideración de puerto de Ostia como el más importante del Imperio, en detrimento del de Puteoli, vino dada primero por el emperador Claudio, y posteriormente por Trajano y la dinastía severa. Claudio ordenó la construcción de un puerto artificial, Portus, al norte de la ciudad, en el 42 d.C., que permitió la protección de los grandes barcos. La dársena excavada estaba protegida por dos espigones que salvaguardaban a las naves allí amarradas. Las obras fueron finalizadas en el 64 d.C., durante el principado de Nerón. Décadas después, el emperador Trajano mejoró las obras del puerto con la construcción de una segunda dársena, entre los años 106-113 d.C. Por aquí entraba el grano de Egipto, alimento fundamental para la manutención del pueblo romano. Este ajetreo comercial le dio una gran prosperidad a Ostia, al menos hasta comienzos del siglo III d.C. Durante el mandato de Adriano se produjo una gran reconstrucción de los edificios de Ostia, principalmente en la parte nororiental de la colonia. En la segunda mitad del siglo II d.C. el emperador Cómodo la renombró como “Colonia Felix Commodiana”.

 

Ostia Antica (foto: Bert Kaufmann)
Ostia Antica. Taberna (foto: Sonse)

 

Los principales vestigios de Ostia Antica responden a los edificios de una ciudad portuaria y su frenética actividad comercial, como talleres, almacenes, termas y letrinas, edificios de apartamentos de dos y tres plantas, bares o burdeles. Los mayores monumentos se encuentran alrededor del decumanus maximus, la vía principal que unía la Porta Romana con la Porta Marina. El foro, eje de la vida administrativa y comercial en cualquier ciudad romana, cobra mayor dimensión cuando hablamos de uno de los principales puertos de Imperio romano. La Curia, la Taberna de los Pescaderos, el bar Thermopiliu o las termas de Cisiarii y de Neptuno nos permiten imaginarnos el bullicio latino que emanaba de estos lugares. La visita al Cuerpo de bomberos de la ciudad, construido en el 90 d.C., o los almacenes de mercancías nos muestran la cara del negocio, la cara opuesta al ocio…

 

Ostia. Casa de Diana (foto: Jean-Pierre Dalbéra)
Ostia. Termas de Neptuno (foto: Sonse)

 

Los principales monumentos religiosos, de época republicana, siglo I a.C., son los Cuatro Templos Pequeños y el Templo de Hércules. Estos fueron construidos por los aristócratas locales P. Lucilius Gamala y C. Cartilius Poplicola. No obstante, el monumento religioso más significativo de Ostia es el Capitolium, construido durante el principado de Adriano, dedicado a la Tríada capitolina (Júpiter, Juno y Minerva). El templo, con una altura actual de 17 m., se construyó sobre un podio elevado, pudiendo acceder al interior del recinto a través de una escalera.

 

Ostia. El Foro y el Capitolio (foto: Jean-Pierre Dalbéra)

 

Entre los escasos edificios lúdicos de Ostia, aparte de termas y bares,  destaca el teatro, construido por Marco Agripa, entre el 18 y el 12 a.C. con capacidad para unos tres mil espectadores, siendo ampliado a finales del siglo II d.C. Ostia no contaba entre sus infraestructuras con anfiteatros ni circo, a diferencia de su «rival» Puteoli, el anterior puerto de referencia de Roma, que contaba con un teatro, dos anfiteatros y un circo. Esta circunstancia probablemente fue debida a que el gran desarrollo de Ostia, con la construcción portuaria de Trajano, fue liderada por empresarios en busca de un rápido beneficio gracias al comercio, no interesados en las infraestructuras lúdicas de la ciudad.

 

Ostia. Teatro (foto: Jean-Pierre Dalbéra)
Ostia Antica (foto: Sonse)

 

 

Más información.

SITIO ARQUEOLOGICO DE OSTIA (Scavi di Ostia. Via dei Romagnoli, 717. 00119 Ostia Antica)

HORARIOS: Martes a domingo. Apertura 8.30. Cierre según temporada (ver web). 

TARIFAS 2019: Adultos...12 €.

CONTACTO:  info@ostiantica.info

WEBS DE INTERÉS: www.ostia-antica.org ; www.ostiaantica.beniculturali.it


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *