LA FORTALEZA LEGIONARIA DE RATISBONA

Alemania – Baviera  /  CASTRA REGINA (Raetia)

 

Regensburg (Ratisbona en castellano)  está situada al sureste de Alemania, en la confluencia de los ríos Danubio y Regen. Es una de las poblaciones más turísticas del país, con más de dos millones de visitantes al año. en el 2006 su centro medieval fue designado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

 

En torno al 80 d.C. se construyó un fuerte de madera, donde estaba acantonada una cohorte auxiliar, destruido posteriormente en el transcurso de las Guerras marcomanas. En el 179 d.C., bajo el Principado de Marco Aurelio, se levantó en las proximidades del río Regen, un nuevo fuerte, construido en piedra, Castra Regina. En esta fortaleza estaba destinada la Legio III Italica, protectora del limes raetio, permaneciendo en el fuerte hasta el siglo IV d.C. Dada su ubicación en la frontera del Imperio con los pueblos bárbaros, fue objeto de ataques desde el año 230 d.C., especialmente cuando las unidades militares de la Legio III fueron destinadas a la guerra en el este contra los sasánidas. En torno al 476 d.C. fue ocupado por las tribus germanas que ocuparon el territorio de Raetia.

 

La fortaleza legionaria de Castra Regina tenía una extensión de 24 Ha.  (540x460m.). El perímetro amurallado estaba flanqueado por treinta torres, siendo las esquinas de tipo circular. Las cuatro puertas de acceso al campamento estaban igualmente protegidas por torres. El interior del campamento, donde se encontraban los barracones de los soldados, el cuartel general o principia, los almacenes y la residencia del pretor, sufrió un uso intensivo en la Edad Media y en la era moderna por lo que apenas existen huellas de su pasado romano. Al noroeste de la fortaleza y del asentamiento civil, canabae legionis, se encontraba ubicado un puerto fluvial.

 

En la moderna Ratisbona, detrás de la Catedral, se conserva la Porta Praetoria, puerta norte del campamento romano de Castra Regina, que estaba flanqueada por dos imponentes torres. Es la única puerta de entrada que se conserva al Norte de los Alpes junto con la Porta Nigra de Tréveris (Trier).  Fue descubierta en 1885 al renovar la cervecera Bischofshof, que forma parte del complejo Bischofshof tras su restauración.  Fue levantada en el 179 d.C. cuando se fundó el campamento legionario. Se conserva parte de una de las torres y partes de la puerta, con uno de sus arcos originales. La torre tenía una altura de once metros, siendo construida con bloques de piedra caliza.

 

Ratisbona. Porta Praetoria (foto: Mike Bishop)

En el subsuelo de la iglesia Niedermünster, cerca de la Catedral, se encuentra uno de los mayores espacios arqueológicos de Alemania. En él se encuentran vestigios de la fortaleza legionaria romana, correspondientes a su esquina nororiental, magistralmente exhibidos junto con recreaciones en 3D. Las evidencias arqueológicas muestran los efectos del fuego provocado por los ataques de las tribus germanas a mediados y en el último cuarto de la tercera centuria. Parte de los barracones permanecieron sin uso, tras ser destinados destacamentos de la legión a otras partes del Imperio. Los barracones localizados bajo Niedermünster no volverían a ser utilizados hasta el segundo cuarto del siglo IV d.C., siendo abandonados a principios del siglo V d.C. A partir de ese momento, al menos una parte de la fortaleza fue utilizada como viviendas de uso civil.

 

Ratisbona. Iglesia de Niedermünster. Vestigios de Castra Regina

 

En algunas zonas de la ciudad se conservan vestigios del lienzo amurallado que protegía el campamento, donde aún se puede observar impresionantes bloques de arenisca verde y caliza del Jura. En la Domstrasse 3, encontramos una torre Romana, aunque la base es de origen carolingio, la tradición dice que era de tiempos romanos.

 

Muralla romana en el parking de Dachauplatz (foto: Mike Bishop)
Ratisbona. Vestigios de la muralla romana (foto: Mike Bishop)

 

En el Museo de Historia de Ratisbona, la sección dedicada a la Ratisbona romana es muy popular. El museo fue remodelado en el año 2003, y en él se exhiben objetos, maquetas y reconstrucciones de Castra Regina, el principal campamento militar romano situado en el estado de Baviera. Entre los principales atractivos del museo se encuentran la inscripción hallada en la porta principalis, dedicada al emperador Marco Aurelio, y el tesoro de monedas y otros objetos hallado en Kumpfmühl y relacionado con las Guerras marcomanas.

 

Inscripción hallada en la porta principalis de Castra Regina (foto: Mike Bishop)

 

A 6km. al sur de Ratisbona se levanta, a orillas del Danubio, el colosal monumento del Walhalla. Este templo de estilo neoclásico fue construido entre 1830 y 1842 por el arquitecto Leo Von Klenze, como una copia del Partenón de Atenas. El walhalla, lugar central de la mitología nórdica, dio nombre a esta majestuosa construcción, creada para homenajear a ilustres personajes alemanes. Los bustos de 130 de estas personalidades se encuentran en el interior del recinto. En el pedimento de la cara norte del templo se encuentra representada la batalla de Teutoburgo, acaecida en el 9 d.C. y en la cual tres legiones romanas fueron aniquiladas por una confederación de tribus germanas, lideradas por el querusco Arminio.

 

Ratisbona. Walhalla (foto: Heribert Pohl)

 

 

 

Más información.

HISTORISCHES MUSEUM (Dachauplatz, 2-4. 93047 Regensburg)

HORARIO: Martes a domingo y festivos de 10:00 a 16:00.

TARIFAS 2018: Adultos… 5 €.

CONTACTO: www.regensburg.de

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *