ST. BERTRAND DE COMMINGES. UNA JOYA ROMANA EN LOS PIRINEOS

Francia – Midi Pyrenées  / LUGDUNUM CONVENARUM (Aquitania)

 

Saint-Bertrand-de-Comminges está situada al sur de Francia, en los Pirineos, en el departamento del Alto Garona. Está catalogada como uno de los lugares más bellos de Francia («Les Plus Beaux Villages de France»).

 

Lugdunum fue fundada en el 72 a.C. por Pompeyo el Magno, a su regreso de Hispania tras derrotar a Sertorio. En estas tierras, pertenecientes a los volcos tectosages, Pompeyo instalaría a hispanos, procedentes de las filas de Sertorio, y convertiría a la civitas  en la capital de los Convenae. Tuvo que esperar hasta la llegada del emperador Augusto para alcanzar su primer gran desarrollo, cuando se levantó el templo, el teatro o las termas del foro. Con la reorganización administrativa de Augusto, Lugdunum se integró en la provincia romana de Aquitania. La población continuó su desarrollo bajo la dinastía julio-claudia: con Tiberio se construyó el mercado y el monumento circular. En el siglo II d.C. fue elevada al rango de colonia, creándose dos nuevos complejos termales y reconstruyéndose el mercado. A principios del siglo III d.C. se levantó, al este de la ciudad, un campamento militar, si bien desconocemos los motivos que llevaron a su instalación en esta zona «tranquila» del Imperio. A finales del siglo III d.C. – principios del siglo IV d.C. Lugdunum es integrada en la provincia de Novempopularia. En torno al 410 d.C. Lugdunum pasó a formar parte del reino de los visigodos pero apenas un siglo después, en el 517 d.C., los francos se convirtieron en los señores de estas tierras.

 

En Saint Bertrand de Comminges contamos con diversos vestigios de su glorioso pasado romano: el templo del foro, las termas, el mercado, el teatro o el campamento militar.

 

El Monumento circular marcaba el cruce de caminos de las cuatro principales vías de comunicación que  llevaban a Agen, Dax, Toulouse y España -a través del Izaourt y el valle del Garona-. En el 25 d.C. dejó de cumplir su función dado que la edificación de un templo provocó la desviación de la calzada romana hacia Dax. En dicho lugar se levantó un monumento circular en honor de los dioses, que fue demolido a finales del siglo IV d.C. En este lugar, las excavaciones arqueológicas han identificado la existencia de un mercado pre-augusteo.

 

St. Bertrand de Comminges. Monumento circular (foto: Carole Raddato)

 

El templo de Roma y Augusto se construyó próximo al foro. Estaba dedicado al culto oficial del emperador. El edificio religioso, erigido sobre un alto podio de 28x15m., constaba de una cella -sala donde se hallaría la estatua de Augusto- precedida por un amplio porche y flanqueado por seis columnas en su fachada.

 

Las termas.- La antigua Lugdunum contaba con tres complejos termales. El principal fue erigido en el foro durante la segunda mitad del siglo I. En él, aún se pueden apreciar las salas de agua fría -fridigarium- y caliente – caldarium-. El segundo edificio termal se hallaba situado al norte de la ciudad, siendo construido en el siglo II d.C. De él podemos contemplar la palestra, la sala circular de sudación o la sucesión tradicional de baños -caliente, templada, fría-. Del tercer complejo termal, el de «Sales Arrouges» no queda vestigios observables.

 

El mercado o macellum. Posiblemente se trataría de uno de los mercados de mayor tamaño del Imperio en occidente, con unas medidas de 55x26m. Fue construido en el segundo cuarto del siglo I d.C. Originariamente contaba con tres accesos en exedra, siendo posteriormente transformados con un plano mucho más funcional.

 

St. Bertrand de Comminges. Macellum romano (foto: Carole Raddato)

 

El teatro.- De este edificio lúdico, de época augustea, los únicos vestigios que se conservan corresponden a la zona de la cavea y del graderío. No quedan vestigios del muro de la escena.

 

St. Bertrand de Comminges. Teatro romano (foto: Carole Raddato)
St. Bertrand de Comminges. Teatro romano (foto: Laurent Guyard)

 

El campamento militar.- Fue instalado en la periferia de la villa a finales del siglo II o principios del siglo III d.C. En él se hallaba acantonada una unidad auxiliar de unos quinientos soldados, pero desconocemos el motivo que llevó a su instalación en un lugar sin conflictos bélicos conocidos. Se conservan vestigios del perímetro amurallado, de 172x162m.

 

Basílica paleocristiana.- Fue construida en el siglo V d.C., siendo transformada y ampliada en el siglo VIII d.C.

 

El museo arqueológico.- En él podemos contemplar los principales objetos hallados en las excavaciones arqueológicas de Lugdunum. Una de las joyas de la colección es el Trofeo de Augusto. Fue  elevado en el último cuarto del siglo I a.C., entre el 16 y el 13 a.C., para conmemorar la victoria del emperador Augusto sobre los aquitanos en la Galia y sobre los cántabros y astures en Hispania. Estaba conformado por dos trofeos terrestres y uno naval, ése último conmemorativo de la batalla de Actium, tras la cual Octavio consiguió el poder absoluto en Roma. Se ha podido realizar una hipótesis reconstructiva del mismo en base a los ciento treinta y cinco fragmentos del mismo que se han hallado. Se desconoce igualmente su ubicación original, si bien se cree que debía estar situado en el área del templo del foro, anterior a la construcción de éste último.

 

St. Bertrand de Comminges. Museo Arqueológico. Trofeo de Augusto.
Trofeo de Augusto

 

 

Más información.

MUSÉE ARCHÉOLOGIQUE DÉPARTAMENTAL (Les Olivétains. Parvis de la Cathédrale. 31510 Saint-Bertrand-de-Comminges)

HORARIOS: Febrero - marzo y noviembre - diciembre, de martes a domingo de 10:00 a 17:00. Abril - junio y septiembre - octubre, todos los días de 10:00 a 18:00. Julio y agosto, todos los días, de 10:00 a 19:00. Enero cerrado.

CONTACTO: olivetains@wanadoo.fr

TELEFONO. 05 61 95 44 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *