SUSA, LA PERLA DEL SAHEL TUNECINO

Túnez  /  HADRUMETUM (Africa Proconsularis)

 

“La perla del Sahel”, apodo por el que es conocida la ciudad de Susa (Sousse en francés), está ubicada a 140 Km. al sur de Túnez. Es la tercera mayor urbe del país, tras la capital y Sfax, y uno de los principales centros turísticos del país.

 

En torno al 800 a.C. los fenicios se instalaron en la actual Susa denominando al asentamiento comercial Hadrumeto. Con el dominio cartaginés, el lugar pasó a formar parte de su imperio, convirtiéndose en una inexpugnable fortaleza de la mano de Hannibal, durante la Segunda guerra púnica. En el tercer asalto romano-cartaginés, la ciudad se situó de parte del primero, evitando de este modo ser reducida a cenizas. Ya bajo la tutela de Roma, Hadrumetum se pronunció por el bando de Pompeyo en la guerra civil romana, motivo por el cual fue destruida tras la victoria de César.

No fue hasta el siglo II d.C. cuando, de la mano de Trajano, volvió a convertirse en un importante asentamiento provincial como colonia romana. Tras el ocaso de Roma vio como, sucesivamente, se convertían en sus señores los vándalos, que la denominaron Hunerikopolis; los bizantinos, que la renombraron como Justinianopolis, en honor del emperador; y finalmente los árabes, en el siglo VII d.C., que la rebautizaron como Susa.

 

Susa. Kasbah (foto: Richard Mortel)

 

Por desgracia apenas quedan vestigios del pasado romano de Susa, tras su destrucción en el siglo VII d.C. durante el asedio y conquista de la ciudad por los omeyas. Sí se pueden visitar las catacumbas, reflejo de las persecuciones sufridas por los cristianos. En sus más de 5 Km. de longitud se encuentran unas 15.000 tumbas, siendo unas de las mayores catacumbas cristianas del mundo. Están formadas por unas doscientas cuarenta galerías, utilizadas entre los siglos II y V d.C.

 

Susa. Catacumbas cristianas (foto: Richard Mortel)

 

El Museo arqueológico de Susa, reabierto en el 2012, es de visita ineludible. Acoge la mayor colección de arte romano de Túnez tras el Museo Nacional Bardo. Está situado en la torre Khalef al Fata, del siglo IX d.C., en la Kasbah de la Medina de Susa, declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1988. En el museo se exhiben un importante número de mosaicos romanos, procedentes de las villas de los alrededores de Hadrumetum. Entre la colección musivaria destacan algunos de gran belleza, como «la cabeza de Medusa», «el dios Océano», «Saturno y las bacantes» o «El triunfo de Baco».

 

Susa. Mosaico El Triunfo de Baco (foto: Richard Mortel)
Susa. Mosaico romano (foto: Richard Mortel)

 

 

 

Más información.

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE SUSA (Avenue du Maréchal Tito. 4000 Susa)

HORARIOS: Lunes a domingo de 9:00 a 19:00.

TARIFAS 2018: Adultos…9 dinares 

WEB: www.patrimoinedetunisie.com.tn

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *