ZARAGOZA. LA RUTA ROMANA DE CESARAUGUSTA

Aragón – Zaragoza  /  CAESAR AVGVSTA  (Tarraconensis)

 

La ciudad de Zaragoza, situada al noroeste de la Península Ibérica, es la capital de la Comunidad Autónoma de Aragón. Se encuentra ubicada en el Valle del Ebro, siendo bañada por los ríos Ebro, Huerva y Gállego. Zaragoza se halla a 325 km. de Madrid y 296 km. de Barcelona.

 

Caesaraugusta fue fundada como colonia libre de impuestos en el 14 a.C. por el emperador Augusto. Se ubicó  a orillas del río Ebro, junto a la población íbera de Salduie. Su fundación se enmarca en la reorganización territorial que quiso imponer Augusto tras su victoria en las Guerras Cántabras. Fue habitada por legionarios licenciados tras la contienda, de la Legio IIII Macedonica, la VI Victrix y la  X Gemina. Caesaraugusta asumió la capitalidad del Convento cesaraugustano, el mayor de los siete que componían la provincia de la Hispania Tarraconense. El mayor esplendor de la ciudad se alcanzó entre los siglos I y II d.C. En el 472 d.C. la ciudad fue definitivamente conquistada por los visigodos.

 

Su característico urbanismo romano todavía se puede distinguir en sus arterias principales, el cardo y el decumano. El primero sigue la línea de la Calle Don Jaime, mientras que el segundo se prolonga por las calles Mayor, Espoz y Mina y Manifestación. Los restos arqueológicos visibles se han musealizado en la llamada Ruta de Caesaraugusta, que comprende el Foro, centro neurálgico de la vida pública de la ciudad; el Puerto fluvial, eje comercial de la misma; y las Termas públicas y el Teatro, principales centros de ocio y entretenimiento de Caesaraugusta. La gran calidad de esta ruta está refrendada por la certificación Herity (Heritage & Quality), concedida por este organismo romano dedicado a la investigación y promoción del patrimonio cultural y del turismo.

 

El Museo del Foro de Caesaraugusta está localizado bajo el suelo de la actual plaza de la Seo. Consta de una planta sótano y una entreplanta. En la primera, que es donde comienza la visita con la proyección de un audiovisual, se localiza una exposición permanente con objetos de cerámica hallados en las excavaciones de 1988-1991 y fragmentos de tuberías de plomo. En esta planta también podemos contemplar el interior de una gran cloaca de la época de Tiberio, dirigida hacia el río Ebro. En la entreplanta nos encontramos con restos del mercado, pertenecientes a la época de Augusto, y los restos del foro de la época de Tiberio, donde también se ha realizado la ambientación del sótano de una tienda romana.

 

Museo del Foro de Caesaraugusta

 

En el Museo de Puerto Fluvial se conservan los restos de una estructura que comunicaba el foro con el puerto fluvial, dado que en época romana el Ebro era navegable. Se inicia la visita  con la proyección de un audivisual, con el río Ebro como principal protagonista. En una vitrina podemos observar diversos tipos de ánforas, principal envase para el comercio alimentario de la época, y diversos paneles explicativos nos muestran la arquitectura de los restos conservados in situ.

 

Museo del Puerto Fluvial de Caesaraugusta (foto: Trevor Huxham)

 

El Museo de las Termas Públicas acoge los vestigios conservados del complejo termal de esta antigua colonia romana. Estuvieron en uso desde el siglo I a.C. hasta comienzos del siglo IV d.C. Lo que ha llegado hasta nuestros días son los restos de unas letrinas del siglo I a.C., derribadas para construir sobre ellas, en el siglo I d.C., una gran piscina porticada al aire libre. Como en los otros museos temáticos, la visita comienza con un audiovisual donde un cargo público romano nos narra la excelencia de las instalaciones que contemplamos, financiadas por él mismo para complementar el resto de estancias habituales en las termas: vestuarios (apodyterium), salas de agua caliente (caldarium), templada (tepidarium) y fría (frigidarium), de las cuales no quedan vestigios visibles. En una vitrina se muestran diversos utensilios de higiene personal (peines, pinzas para la depilación,agujas, etc.) así como placas de mármol que formaban parte del revestimiento de la piscina.

 

Termas romanas de Zaragoza (foto: Sergio Geijo)

 

El Museo del Teatro de Caesaraugusta se construyó en 2002 tras sucesivas campañas arqueológicas realizadas desde el descubrimiento de este espacio lúdico en 1972.  Fue construido en época del emperador Tiberio, siendo uno de los más grandes de la Península con capacidad para seis mil espectadores y un tamaño de 7.000 m2. Durante el siglo III d.C. la actividad teatral pasó a un segundo plano y el edificio fue expoliado para la construcción de las murallas de la ciudad.

 

Museo del Teatro romano de Caesaraugusta (foto: Sergio Geijo)

 

El actual museo consta de tres niveles. En la planta baja se describe la historia del solar donde se ubica el teatro y el de las excavaciones arqueológicas realizadas desde su descubrimiento. En el sótano, un audiovisual nos ilustra el esplendor del teatro romano en la época imperial. En este nivel accedemos  al interior del monumento, el pulpitum o escenario de madera y la galería inferior del edificio. En la primera planta, un nuevo audiovisual nos adentra en los distintos géneros y escenografías que pudieron disfrutar los habitantes de Caesaraugusta. Los vestigios del teatro se encuentran protegidos por una cubierta de policarbonato situada a 25m., altura máxima que se estima alcanzó el monumento.

 

Teatro romano de Zaragoza (foto: Sergio Geijo)
Teatro romano de Zaragoza (foto: Sergio Geijo)

 

Las murallas de Caesaraugusta, del siglo II – III d.C., son visibles principalmente en el Convento del Santo Sepulcro y junto al Torreón de la Zuda. En éste lugar se conserva también la estatua del emperador Augusto, copia en bronce del Augusto de Prima Porta, regalado por Mussolini a la ciudad en los años cuarenta del siglo pasado.

 

Murallas romanas de Caesaraugusta (foto: Sergio Geijo)

 

El Museo de Zaragoza es una visita obligada para completar la Ruta de Caesaraugusta. Es un museo muy interesante y que nos sorprendió muy gratamente en nuestra visita. La exposición permanente sobre “Caesaraugusta. La casa de los hispanorromanos” cuenta con espectaculares mosaicos hallados en las domus de la propia Caesaraugusta y de otras poblaciones de la región, como Villa Fortunatus en Fraga. Destacan los mosaicos de “Orfeo amansando a las fieras”, los paneles pictóricos de la Casa de las Musas, o el Calendario agrícola de Villa Fortunatus. También son reseñables la recreación realizada del triclinium de la domus aparecida en la calle Añón, con su mosaico original de ocho puntas triangulares, y el arca aerata de Turiaso, un extraordinario arca de madera recubierto con placas de bronce y decorada con figuras mitológicas. En la sección sobre la Antigüedad destacamos los bronces de Kontrebia Belaiska, escritos en lengua céltica y latina

 

Museo de Zaragoza. Mosaico de Orfeo amansando a las fieras -detalle- (foto: Sergio Geijo)
Museo de Zaragoza. Arca de Turiaso (foto: Sergio Geijo)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *