CASTILLA Y LEÓN

La comunidad autónoma de Castilla y León es la de mayor extensión de España. Está formada por nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

Antes de la llegada de los romanos, el territorio de la actual comunidad de Castilla y León, estaba habitado por pueblos celtas, como los vacceos y vettones, y celtíberos, como los arévacos, belos y lusones. Vivían en grandes poblados amurallados situados en cerros o lugares de fácil defensa y su principal actividad era la ganadería.

A principios del siglo II a.C., la expansión de alguno de estos pueblos hacia el sur, propició la entrada en escena de la República de Roma. Sempronio Graco (180-179 a.C.) firmó tratados de paz con los pueblos celtíberos, “rotos” por los belos al ampliar las murallas de Segeda. Los acontecimientos posteriores llevaron al asedio de Numancia, que duró 20 años (153-133 a.C.). Desde ese momento se produjo una progresiva romanización del territorio que, en tiempos de Augusto, ya era completa, formando parte de las provincias romanas de Lusitania y Tarraconensis.

Castilla y León cuenta con un enorme patrimonio cultural perteneciente a la época romana. Cuenta con dos sitios Patrimonio Mundial de la UNESCO: las minas de oro romanas de las Médulas (León) y el acueducto de Segovia. Otros lugares de particular interés son las villas romanas de La Olmeda y La Tejada (Palencia), Almenara-Puras (Valladolid) y Cuevas de Soria (Soria); y las ciudades romanas, como Clunia (Burgos) o Numancia (Soria).

NUMANCIA

Castilla y León – Soria  /  NUMANTIA (Tarraconensis)   La localidad de Garray se encuentra a 7 km….