AVEZZANO. LA COLONIA ROMANA DE ALBA FUCENS

Italia – Abruzzo  /  ALBA FUCENS  (Italia)

 

Avezzano se encuentra situada en la provincia de L’Aquila, a medio camino entre Roma y la capital provincial homónima. En sus proximidades, a 6,5 km., se localizan las ruinas de la colonia romana Alba Fucens.

 

La colonia romana de Alba Fucens fue fundada en el año 303 a.C., a los pies del monte Velino, por tres mil legionarios romanos junto con sus familias. Localizada en el territorio de los Marsi, aliados de los samnitas, la guarnición romana aquí acantonada permitía controlar los movimientos de las tribus rivales de Roma (samnitas, etruscos, umbríos o galos). Durante las Guerras Púnicas, Alba Fucens permaneció del lado de Roma, llegando a enviar dos mil hombres para tratar de frenar el avance de Aníbal en Italia. La prisión militar de Alba Fucens contó con ilustres inquilinos, como el rey numidio Siface (203 a.C.), Perseo de Macedonia (168 a.C.) o Bituito (rey de los arvernos (168 a.C.). Durante las Guerras Civiles, los habitantes de Alba permanecieron del lado de Mario frente a Sila y de César frente a Pompeyo. Su estratégica ubicación, paso obligado de la Vía Tiburtina Valeria, que comunicaba Roma con el mar Adriático, permitieron un importante desarrollo gracias al comercio, especialmente en la época de la Pax Romana del emperador Augusto. El ocaso de Alba Fucens se produjo en el siglo IV d.C. cuando un terremoto asoló la ciudad.

 

Las ruinas de Alba Fucens se encuentran en muy buen estado de conservación. El principal artífice de las excavaciones arqueológicas de Alba Fucens fue el profesor de la Universidad de Lovaina, Joseph Mertens, en 1949. Se conserva parte de su recinto amurallado, realizado en mampostería poligonal, de tres kilómetros de longitud. Dentro de la ciudad merece la pena mencionar los vestigios del foro y la basílica, el teatro o el anfiteatro.

 

La ciudad está atravesada, de norte a sur, por la Via del Miliario, denominada así por el hito que señalaba la distancia de 68 millas de Roma, colocado durante el imperio de Majencio. La colonia cuenta con otras dos calzadas principales: la via dei Pilastri y la via dell’Elefante. Iniciamos la visita por el lado norte de la ciudad donde, alrededor del foro, se encuentran edificios como la comitia o el diribitorium, éste último cerrando el foro por su lado sur era el lugar donde se realizaban las elecciones administrativas y donde se proclamaba a los electores. Tras el foro, llegamos a la basilica -de tres naves, y al mercado o macellum. A continuación se encuentran las termas y, a escasa distancia, el Templo de Hércules y el teatro.

 

Avezzano – Alba Fucens.
Alba Fucens (foto: Guido Andolfato)

 

La construcción del anfiteatro de Alba Fucens fue financiada, a título póstumo, por Quintus Naevius Cordus Sutorius Macro, prefecto de la Guardia Pretoriana del emperador Tiberio, tras la caída en desgracia de Sejano, y prefecto de Egipto en el 38 d.C, con el emperador Calígula, el cual le forzó al suicidio junto su esposa. En su testamento, Macro manifestaba su deseo de financiar la construcción de un anfiteatro en su ciudad natal, Alba Fucens. Al final sus deseos se cumplirían, puesto que la construcción del anfiteatro se llevó a cabo, según consta en una placa conmemorativa ubicada sobre el acceso norte al recinto. Se conserva la arena y la parte inferior de la cavea del anfiteatro.

 

Alba Fucens. Anfiteatro (foto: RossoGialloBianco)
Alba Fucens. Anfiteatro (foto: Helena)

 

En la colina localizada al este del anfiteatro, se levantaba un templo de época tardorrepublicana dedicado a Apolo. Sobre el mismo se construyó, en el siglo XII, la iglesia de San Pietro, que resultó muy afectada por el terremoto de 1915. En el interior de la iglesia, además de las columnas del templo de Apolo, es de destacar la iconostasis, del siglo XIII.

 

Alba Fucens. Iglesia de San Pietro di Alba (foto: paolo salabue)

 

Las principales piezas y esculturas halladas en las excavaciones arqueológicas de Alba Fucens, incluyendo el colosal Hercules Epitrapezios, las podemos ver en el Museo Arqueológico Nacional Villa Frigerj de Chiusi.

 

 

 

Más información.

SITIO ARQUEOLÓGICO DE ALBA FUCENS (Massa d'Albe)

HORARIOS: Hasta el anochecer

TARIFAS 2014: Adultos...Gratuita

CONTACTO: emanuela.ceccaroni@beniculturali.it  (reservas para visitas guiadas en el 0863449642)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *