EL SANTUARIO ROMANO DE FORTUNA Y LA CUEVA NEGRA

Murcia  / (Tarraconensis)

 

La localidad de Fortuna está situada al sureste de la Península Ibérica, en la Comarca Oriental de la región de Murcia. Fortuna cuenta con dos importantes yacimientos arqueológicos de época ibero-romana: el santuario romano de Fortuna y el de Cueva Negra. La población también es conocida por las Fiestas de Sodales Ibero-Romanas, que se celebran anualmente durante la primera quincena de agosto.

 

El santuario ibero – romano de Cueva Negra está ubicado en la Sierra del Baño, a 3 km. de Fortuna. Está formado por tres abrigos rocosos, situados entre la propia sierra del Baño y las estribaciones montañosas de la Sierra del Corque. Su trascendencia radica en el hallazgo de numerosos textos latinos, escritos con pintura roja, denominados  “tituli picti”. Estos grafitos debieron de cubrir la totalidad de la Cueva, si bien, tan sólo se conservan una pequeña muestra de los mismos. Estas inscripciones que se conservan, son únicas en todo el Imperio romano junto con otras halladas en Turquía, atestiguando celebraciones o cultos a divinidades romanas o pasajes de la obra de Virgilio. Los grafitos estudiados hacen referencia al culto a las Ninfas, Baco y a la Magna Mater. Su creación, datada en el siglo II d.C., estaba muy vinculada a los baños termales de Fortuna, dado que muchos de los visitantes de las termas y de sus aguas terapéuticas se acercaban posteriormente hasta la Cueva Negra para dar las gracias por su mejoría física y depositar sus exvotos y otras ofrendas.

 

La Cueva Negra. Santuario ibero-romano de Fortuna (foto: Rafael dP)
Santuario ibero-romano de Fortuna. Tituli Picti (foto: Rafael dP)

 

A unos 2 km. de Cueva Negra se encuentran las ruinas del santuario romano de Fortuna. Hasta la fecha se ha excavado tan sólo una pequeña parte de este importante centro termal, cuyos vestigios se hallan muy deteriorados dado que el balneario romano fue utilizado como cantera en épocas posteriores, hasta dar cobijo a un hotel en el siglo XVII. Su datación se ha realizado entre los siglos I y II d.C., destacando entre sus vestigios los del ninfeo, con forma de semicírculo aunque con sus escalones muy erosionados, y una gran piscina rectangular, con los escalones de acceso.

 

Santuario romano de Fortuna (foto: Rafael dP)
Santuario romano de Fortuna (foto: Rafael dP)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *