AQUILEIA. CIUDAD IMPERIAL, PATRIMONIO MUNDIAL

Italia – Friuli-Venezia-Julia  /  AQUILEIA (Italia)

 

El municipio de Aquileia está situado al noreste de Italia, en la provincia de Udine, al sur de los Alpes Julianos. Esta modesta población italiana cuenta con una de las áreas arqueológicas más importantes del país, correspondiente a la antigua ciudad romana hómonima.

 

Aquileia fue fundada por los romanos en el 181 a.C. como colonia latina. Situada en la esquina nororiental de la llanura del Po y en el límite norte del Adriático, Aquileia estaba comunicada con el mar a través del río Natissa. Pronto se convirtió en un importantísimo puerto comercial, uniendo Europa central con el Mediterráneo. También era el extremo meridional de la Ruta del Ámbar, que traía el preciado producto desde el Báltico. En el 90 a.C. obtuvo el rango de municipio, experimentando la ciudad un notable desarrollo urbanístico. Se cree que a finales del siglo I a.C. Aquileia llegó a tener una población de superior a los cien mil habitantes. Durante el siglo IV d.C. la ciudad experimentó un nuevo auge con la construcción de residencias imperiales, siendo la sede de una  ceca  imperial entre los años 284 y 425 d.C. En el 452 d.C. la magnificencia de Aquileia llegó a su fin cuando fue saqueada por las ordas de los hunos comandados por Atila. Tras la invasión bárbara, los habitantes de Aquileia abandonaron la ciudad y fundaron una nueva en el Lagoon – Venecia.

 

La mayor parte de la antigua ciudad romana de Aquileia permanece inexcavada, bajo la actual ciudad y grandes zonas de tierra agrícola, circunstancia que hace que esté considerada como una de las mayores reservas arqueológicas del mundo. La zona arqueológica y la basílica patriarcal de Aquileia forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998.

 

La “Aquileia visible” está compuesta por  el foro y su basílica, el macellum republicano, unas termas y dos lujosos complejos residenciales. Estos últimos están situados al oeste de la Via Iulia Augusta y al norte de la plaza del Capitolio. Varias de las casas fueron transformadas en oratorios cristianos durante el siglo IV d.C. Son remarcables los pavimentos musivarios de varias de las viviendas.

 

Aquileia. Foro imperial (foto: Carole Raddato)
Aquileia. Foro imperial (foto: Carole Raddato)

 

La Basílica patriarcal, dedicada a la Virgen María y los santos Hermacora y Fortunato, es reseñable sobre todo por los mosaicos de su pavimento, datados a principios del siglo IV d.C. y encargados por el obispo Theodorus entre 313 y 320 d.C. Estos mosaicos relatan escenas del Antiguo Testamento y los trabajos de conservación que se han llevado a cabo le han galardonado con el Premio Europa Nostra 2015.

 

Aquileia. Basílica patriarcal (foto: Carole Raddato)
Aquileia. Basílica patriarcal (foto: Carole Raddato)

 

Uno de los cementerios de Aquileia está abierto al público. Está situado al suroeste de la ciudad, cerca del anfiteatro. Fue utilizado entre mediados del siglo I d.C. y principios del siglo III d.C.

Aquileia. Necrópolis (foto: Carole Raddato)

 

Los vestigios más llamativos son los pertenecientes a las instalaciones portuarias, una larga hilera de almacenes y muelles a lo largo de la orilla derecha del río Natiso. Son visibles a lo largo de la Via Sacra. El puerto fluvial fue construido en el siglo II d.C., siendo reformado en varias ocasiones desde entonces.

 

Aquileia. Puerto fluvial (foto: Carole Raddato)
Aquileia. Puerto fluvial (foto: Carole Raddato)

 

El Museo Arqueológico Nacional de Aquileia, situado en la villa Faraone-Cassi, acoge una importante colección de objetos hallados en las excavaciones arqueológicas realizadas en la antigua Aquileia. En la planta baja se encuentran cuatro salas dedicadas íntegramente a la era romana: en la sala I retratos romanos colocados en orden cronológico; la II con esculturas funerarias o imperial, entre las que destaca la escultura del emperador Claudio hallada en el area del circo; la sala III con relieves funerarios; y la IV con estatuas de temática religiosa. En la segunda planta se localizan cinco salas, dedicadas a Egipto, el mundo romano orientalizado y el paleocristianismo; una rica colección de gemas, incluyendo cameos pertenecientes a la dinastía julio-claudia y una rica muestra de trabajos en ámbar; las salas VII, VIII y IX acogen una amplia muestra de objetos de cerámica, cristal y ajuar personal. Desde 1988, el museo cuenta con una pequeña sección naval, donde destaca el barco romano de Monfalcone.

 

Museo de Aquileia. Barco de Monfalcone
Museo de Aquileia. Mosaico romano (foto: Malcolm Bott)

 

 

Más información.

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL DE AQUILEIA (Via Roma, 1. 33051 Aquileia)

HORARIOS: martes a sábados de 9:00 a 19:00, lunes y domingos de 9:00 a 14:00. El área arqueológica está abierta desde las 9:00 hasta una hora antes del anochecer. 

CONTACTO: (+39) 431 91035

WEB: www. museoarcheo.aquileia.it


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *