LA VILLA ROMANA DE ECHTERNACH

Luxemburgo – Echternach  / (Gallia Belgica)

 

Echternach está situada al este de Luxemburgo, en el distrito de Grevenmacher, próxima a la frontera con Alemania.  A las afueras de Echternach se halla una de las mayores villas romanas conocidas en  las provincias noroccidentales del Imperio romano. Este yacimiento forma parte del itinerario cultural luxemburgués “Sur les traces des Romains” (“Tras las huellas de los Romanos”).

 

La villa romana de Echternach. Su construcción se inició en torno al 60-70 d.C., siendo reformada en cinco momentos diferentes, hasta su desaparición a principios del siglo V d.C. La residencia principal, contaba con unas medidas de 119x62m., y en sus inicios contaba con unas 40 estancias, ampliadas en sus sucesivas reformas hasta las 70 habitacione, sólo en la planta baja. Esta villa palaciega, se hallaba ubicada en el área de influencia de la capital de la Gallia Belgica, Augusta Treverorum (Trier).

Según las excavaciones arqueológicas realizadas, el edificio señorial estaba constituido por un cuerpo central, donde estarían situadas todas las estancias privadas y de recepción a los huéspedes del domine.  A sus lados se extendían dos alas paralelas, rodeadas por un área porticada con una gran piscina en el centro. En los extremos de la residencia principal se encontraban dos edificios anexos, en uno de los cuales se hallaba un gran triclinium, mientras que en el otros estaba ubicado el complejo termal. La villa contaba con todas las comodidades de la época, con pavimentos de mármol traídos de Roma, mosaicos o calefacción subterránea (hipocaustum).

 

Villa romana de Echternach (foto: Marc Hagen)

 

A mediados del siglo II d.C. el espacio residencial fue remozado, con la ampliación de la fachada del ala norte. Un incendio a principios del siglo III d.C. destruyó las construcciones del ala norte pero poco después fue ampliada, con la construcción de las dos alas simétricas. En torno al 275 d.C., las invasiones germanas provocaron el incendio del conjunto señorial. La posterior reconstrucción se realizó con varios edificios individuales, unidos por columnatas. En este período, correspondiente a la quinta fase de la villa, el espacio termal  fue modificado, con la construcción de un monumental frigidarium, con una piscina cubierta de 9m2 y una piscina termal en el centro. Una explicación a estos cambios es que las termas pasaran a ser un espacio público, formando parte de un santuario o área sacra. Tras las invasiones bárbaras de principios del siglo V d.C. la villa fue destruida. En la Edad Media, el entorno de la villa pasó a ser propiedad de los monjes de la Abadía de St. Willibrord.

 

Villa romana de Echternach (foto: gay.goy.gourmet)
Villa romana de Echternach (foto: ernohannink)

 

La villa contaba, además del área residencial o pars urbana, con un área dedicada a las labores agrícolas y ganaderas o pars rustica. Se cree que su principal actividad sería la cría de caballos, con la finalidad de ser posteriormente vendidos a  las legiones imperiales.

 

Otro de los atractivos de la visita a esta villa, es el jardín romano. Se trata de un espacio donde se han recreado más de setenta plantas medicinales junto con una pérgola cubierta por parras.

 

 

 

Más información.

MUSÉE VILLA d'ECHTERNACH (47a, rue des Romains. L-6578 Echternach)

HORARIOS: 27 marzo - 30 septiembre. Martes a domingo de 10:00 a 12:00 y 13:00 a 17:00. Lunes cerrado. 

TARIFAS 2018: Adultos...Gratuita.

EMAIL: service.educatif@mnha.etat.lu

WEB: www.mnha.lu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *