LOS MONUMENTALES BAJORRELIEVES DE BISOTUN

Irán – Kermanshah

 

La población de Bisotun se encuentra al noroeste de Irán, en la provincia de Kermânshâh. Se halla a veinticinco kilómetros al noreste de la capital provincial.

La antigua Bisotun estaba ubicada en un lugar estratégico. Su control permitía dominar  la ruta principal que unía la llanura irania y Mesopotamia. Este lugar fue escogido por diversos monarcas para inmortalizar sus triunfos. Darío I ordenó erigir un bajorrelieve, a 60m. sobre el nivel del suelo, para celebrar su acceso al trono. Los distintos reyes partos añadieron algunos relieves y los últimos monarcas sasánidas también trataron de conmemorar sus victorias, aunque en este caso no llegaron a completar su monumento triunfal a causa de la invasión árabe.

 

La inscripción y el bajorrelieve de Darío I fueron declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 2006. Su gran importancia radica en que su descubrimiento fue clave para poder descifrar la escritura cuneiforme. La inscripción cuenta con el mismo texto escrito en tres escrituras y lenguajes diferentes: persa antiguo, elamita y babilonio. Los textos fueron traducidos en la primera mitad del siglo XIX, en 1838 y 1843, por el oficial del ejército británico Sir Henry Rawlinson.  La inscripción narra el ascenso al trono por parte de Darío I  sobre el usurpador Gaumata, un mago de Media que había accedido al poder haciéndose pasar por Esmerdis, el hijo menor de Ciro II y hermano del tirano Cambises II, y sus batallas victoriosas libradas entre el 521 y 520 a.C. contra aquellos que se oponían a su reinado. En el bajorrelieve se representan las figuras de Darío, portando un arco, como símbolo de su soberanía,  dos sirvientes y otras diez figuras de un metro de altura, además del dios Ahura Mazda. El rostro del dios se encuentra completamente destrozado a causa de que el monumento fue utilizado para prácticas de tiro por los soldados británicos durante la II Guerra Mundial.

 

Bajorrelieves de Bisotun (foto: Richard Mortel)

 

La escultura de Hércules, de época seleúcida, está fechada en el 148 a.C. gracias a una inscripción en griego tallada en la roca. Esta obra es una muestra temprana de la tradición de retratar al héroe mitológico reclinado

 

Hércules de Bisotun (foto: Iván)

 

Otros monumentos de interés son los relieves partos de Mitrídates y Gotarzes II y los de Sang-e Bêlash. Éstos últimos se encuentran a quinientos metros al este de la escultura de Hércules. El bajorrelieve muestra a la víctima de un sacrifico en el altar y otra figura humana detrás, que representaría a uno de los monarcas partos que reinaron con el nombre de Vologeses, entre el 105 y el 223 d.C. El relieve de Mitrídates II (123-87 a.C.) muestra al rey acompañado de cuatro sátrapas, con todas las figuras de perfil, siguiendo la tradición aqueménida. El relieve de Gozartes muestra a dos caballeros combatiendo, con la Victoria sobre ellos. Este relieve conmemora el triunfo de Gozartes sobre Meherdates, un príncipe arsácida aliado de Roma, en tiempos del emperador Claudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *