EL PARQUE ARQUEOLÓGICO DE VIMINACIUM

Serbia – Branicevo  /  VIMINACIUM  (Moesia Superior)

 

Kostolac es una pequeña población serbia, situada al noreste del país, cerca de la frontera con Rumania. A 12 km. de Kostolac se encuentra el yacimiento arqueológico de la ciudad y el campamento romano de Viminacium, situados en la confluencia del Mlava con el Danubio. Respecto a la capital serbia, Kostolac se halla a 100 km. al sureste de Belgrado.

 

El campamento militar de Viminacium, situado a 4,5 km. del Danubio, se constituyó, posiblemente, en las primeras décadas del siglo I d.C. con la llegada de las legiones romanas a la frontera natural establecida por el Danubio. Albergó a dos o tres legiones diferentes hasta el establecimiento definitivo de la Legio VII Claudia pia fidelis, instalada en Viminacium tras la campaña de Dalmacia. Junto al fuerte, se desarrolló una población civil que experimentó un extraordinario crecimiento. Situado en una ubicación  estratégica, en un cruce de caminos que unía la parte norte de los Balcanes con el resto del Imperio, por él pasaban las vías militares hacia Macedonia y Grecia, hacia el Mar Negro  o hacia Dacia.

Viminacium se convirtió en la capital de la provincia romana de Moesia Superior y  recibió el estatus de municipium durante el principado de Adriano, sobre el 117 d.C., con el título Viminacium municipium Aelium Hadrianum y el de colonia durante el del emperador Gordiano III, en el siglo III d.C., Colonia Viminacium, con la prerrogativa adicional de poder acuñar moneda. Llegó a tener una población en torno de los treinta mil habitantes, siendo una de las más importantes de su época. En Viminacium, en el 196 d.C., Caracalla fue designado sucesor, como césar, por su padre, el emperador Septimio Severo. La ciudad fue destruida en el 440 d.C. por los hunos y, posteriormente, Justiniano reconstruyó el fuerte con unas medidas mucho más reducidas.

 

Entre los principales vestigios excavados y visitables de la antigua Viminacium destacan la Porta Praetoria, el acceso norte al campamento militar; las termas de la ciudad, situadas en el extremo de la zona excavada de la población, que conservan su riqueza decorativa con mosaicos en el pavimento y paredes decoradas con pinturas murales; el mausoleo imperial, donde se puede ver una tumba romana, incluyendo los frescos decorativos de las mismas; el anfiteatro; varias necrópolis; y el espectacular hallazgo del esqueleto de un mamut.

 

El mausoleo, compuesto por grandes bloques de piedra, tiene una base rectangular de 20x20m. En el centro del mismo se encuentra otra estructura de 5x5m. sobre la que reposarían en una urna las cenizas del difunto; este sistema funerario era denominado bustum. Se cree que este mausoleo acogería los restos del emperador romano Hostiliano, fallecido a causa de una epidemia en el 251 d.C. Tras el edicto de Milán (312 d.C.) el mausoleo fue saqueado y sus sillares y columnas utilizados para la construcción de otras tumbas.

 

Viminacium. Mausoleo imperial (foto: Carole Raddato)

 

Las termas de Viminacium estuvieron en uso desde el siglo I d.C. hasta el IV d.C. Estructuradas con la clásica distribución de las termas romanas con salas de agua caliente o caldarium, templada o tepidarium y fría o frigidarium, se conservan restos de éstas dos últimas y del sistema de calefacción conocido como hipocausto. En las excavaciones arqueológicas se hallaron un buen número de lámparas de aceite, lo que hace pensar que las termas eran utilizadas también en horario nocturno. También se han conservado restos de las pinturas murales que decoraban las paredes de las termas.

 

Termas romanas de Viminacium (foto: Carole Raddato)

 

El anfiteatro romano de Viminacium se encontraba ubicado entre la ciudad y el campamento legionario, en el extremo nororiental de la primera y a 60m. del extremo noroccidental del segundo. Se han podido identificar tres fases de construcción, la primera, en madera, en el primer cuarto del siglo II d.C., y las otras dos, en piedra y madera, desde el segundo cuarto del siglo II d.C. hasta finales del siglo III d.C. Edificado con unas medidas de 84x74m., se cree que contaba con capacidad para albergar a unos 7.000 espectadores. Uno de los hallazgos más sorprendentes realizados en el anfiteatro fue el descubrimiento del esqueleto de un camello, datado en el siglo IV d.C., cuando el edificio había perdido su función lúdica. Se ha reconstruido parcialmente la estructura del anfiteatro de Viminacium, en madera, con la finalidad de albergar espectáculos teatrales y musicales y reflejar cómo era realmente en época romana.

 

Anfiteatro romano de Viminacium (foto: Carole Raddato)

 

Las excavaciones arqueológicas de Viminacium darán mucho que hablar en las próximas décadas. Una muestra de su carácter excepcional son los más de 32.000 objetos encontrados hasta la fecha y las 13.000 tumbas descubiertas. Otra dato más sorprendente es el tamaño del yacimiento: 220 Ha. la ciudad y 450 Ha. su área metropolitana. Los restos de la antigua Viminacium se extienden sobre campos de cultivo, no habiéndose edificado ninguna ciudad o población sobre la misma. Las investigaciones arqueológicas realizadas han permitido definir que las poblaciones de Stari Kostolac y Drmno, a 3 km. de Kostolac,  se encuentran en los límites del núcleo urbano de la antigua Viminacium.

Para facilitar la investigación científica se inauguró en el 2010 el Centro de Investigación Domus Scientiarum Viminacium bajo la forma de una villa rústica romana. El complejo cuenta con laboratorios, áreas de trabajo, oficinas, biblioteca, centro de documentación tanto para arqueólogos serbios como para colaboradores internacionales. También se ha construido la réplica de unas termas romanas, utilizables como un pequeño spa, y se ha habilitado como establecimiento hotelero para poder albergar a los cada vez más numerosos visitantes que se acercan a Viminacium.

 

Domus Scientiarum Viminacium (foto: Carole Raddato)

 

El tiempo de duración de la visita al Parque Arqueológico de Viminacium está estimado en unas dos horas y media. El acceso al Parque se realiza por la autopista E75, salida Požarevac. Tras recorrer 35 km. llegaremos a nuestro destino en Viminacium. Otra posibilidad de ver Viminacium es a través de los cruceros por el Danubio. A cinco km. del lugar se encuentra un puerto fluvial, que es utilizado por las compañías navieras para organizar visitas al yacimiento arqueológico.

 

No nos olvidamos de visitar al más antiguo habitante de Viminacium, el mamut que vivió en este lugar en el Mioceno, hace cinco millones de años. El esqueleto corresponde a un mamut hembra, de unos 60 años de edad, con una altura de 4,5m. y un peso de 10 toneladas. El yacimiento del mamut, localizado a 270m. al este del mausoleo imperial, se encuentra a  una profundidad de 30m., nivel correspondiente al de su época prehistórica.

 

Mamut de Viminacium (foto: Klicevac)

 

Más información.

ARHEOLOšKI PARK VIMINACIUM. www.viminacium.org.rs

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *