CUENCA. LAS MINAS DE LAPIS SPECULARIS

Castilla-La Mancha. Cuenca

 

El lapis specularis  es un yeso selenítico, cristalino y totalmente traslúcido que fue muy demandado en el Imperio Romano,  durante los siglos I y II d.C. También es conocido como la piedra del lobo por su brillo al reflejo de la luna. Este preciado mineral era utilizado para la cubrición de ventanales y por su capacidad como aislante térmico. Su extracción en Hispania fue descrita por Plinio el Viejo, procurador de la Tarraconense en tiempos de Vespasiano, en su Historia Natural. A finales del siglo II d.C., la aparición de un vidrio más barato, aunque de peor calidad, supuso el ocaso de las explotaciones mineras de lapis specularis.

 

Lapis specularis

 

El espejuelo se encontraba en explotaciones subterráneas, a no a más de 30 m. de la superficie. Una vez localizado el mineral, era cortado en láminas y extraido mediante poleas a través de unos grandes pozos verticales de dos metros de anchura. Las minas contaban con al menos dos pozos, separados entre sí a una distancia de entre veinte y treinta metros. Estos pozos servían además como canales de aireación. Las placas del mineral  cortadas por los lapidarii en láminas, eran transportadas hasta el puerto de Cartagonova (Cartagena). Allí eran embarcadas en navíos especializados (navis lapidariae) en dirección a Roma y otras áreas del Imperio.

 

EL LAPIS SPECULARIS EN CUENCA

Las descripciones de Plinio sitúan a las principales minas de lapis specularis a cien mil pasos alrededor de Segóbriga (ver artículo), es decir, en un área de 147 km. En este espacio, se han identificado la existencia de al menos veinticinco complejos mineros.

En la provincia de Cuenca, se encuentran abiertas al público   las minas de lapis specularis de la Mora Encantada (Torrejoncillo del Rey), la Condenada y la Vidriosa (Osa de la Vega) y las Cuevas de Sanario de Saceda del Río (Huete).

El sendero de gran recorrido  GR-163 denominado “La Ruta del Cristal de Hispania” recorre, de norte a sur la provincia de Cuenca, por las comarcas de La Alcarria,  La Mancha  Alta y La Mancha Baja, desde Ercávica hasta San Clemente.

 

Segóbriga

 

 

TORREJONCILLO DEL REY

En Torrejoncillo del Rey se encuentra la mina de la Cueva de la Mora Encantada donde se pueden observar los pozos de extracción de mineral, con las marcas realizadas en la roca por las herramientas con las que se extraía el lapis (yeso), los huecos de las lucernarias en las paredes y las paredes recubiertas de cristales de lapis. Esta mina tiene más de un kilómetro de recorrido con tres niveles de explotación, de los cuales son visitables los dos primeros. La sala principal, dedicada a su descubridor Pedro Morales, era el lugar donde se acumulaba el mineral antes de ser sacado al exterior a través de un pozo. El segundo nivel cuenta con varias galerías de explotación del mineral y un segundo pozo que haría además las funciones de respiradero.

 

Cueva de la Mora Encantada

 

HUETE

En las cercanías de  Huete (la Opta romana) se encuentran las minas romanas de las Cuevas de Sanario (Cueva de los Cuchillos y la de Máximo Parrilla), en Saceda de Río. La puesta en valor de esta mina cuenta con un recurso novedoso, un sistema de iluminación de focos de tecnología Led controlados por ordenador. Además, el pavimento de la mina se ha cubierto de de fragmentos de cristal que evitan el polvo y crean un efecto luminoso, ya utilizado por los romanos en la arena de los circos.

 

Cueva de Sanario

 

OSA DE LA VEGA

En Osa de la Vega, a menos de veinte minutos del Parque Arqueológico de Segobriga, se encuentra uno de los primeros complejos mineros de lapis specularis que fue explotado por los romanos en los siglos I y II d.C. y abandonado, una vez agotado. En la población se encuentra ubicado el Centro de Estudios e Interpretación de las Minas Romanas de Lapis Specularis.

Entre los principales parajes mineros de Osa de la Vega destacan las Obradás, con la mina de “La Condenada“, y la Vidriosa y los asentamientos mineros de Cerro de los Santos y los Quintanares. La visita guiada a Las Horadadas y la mina de La Condenada tiene una duración de dos horas.  Esta mina cuenta con un recorrido subterráneo visitable de cerca de un kilómetro, con tres pisos o niveles mineros. En esta mina se descubrió un tesorillo de monedas de época visigoda, del reinado de Witiza y Egica.

 

Cueva de la Condenada

 

TORRALBA

En Torralba, también en la Alcarria conquense, se halla la mina de lapis specularis de Pozolacueva. Desde abril del pasado año la cueva es accesible a todo el público tras la construcción de un acceso horizontal que permite recorrer a pie llano los cincuenta metros de galería que le separan del exterior. Hasta entonces el  acceso a la cueva se realizaba por unas escaleras a través de su pozo, de once metros de profundidad. La mina de Torralba cuenta con megacristales, los cristales de lapis specularis más grandes de toda la provincia conquense, si bien no fue explotada en su totalidad. Se cree que quedó sin extraer al menos el cincuenta por ciento del lapis specularis existente en la mina.  La próxima fase de intervención en la mina de Torralba contempla la adecuación del interior y la iluminación de las galerías

 

 

Más información.

CUEVA DE LA MORA ENCANTADA (Cerro de la Mora Encantada. Torrejoncillo del Rey, 16161 Cuenca)

Acceso: Autovía A-40. Salidas 263 y 270 a Torrejoncillo del Rey.

TARIFAS 2020. Adultos...6 €.

HORARIOS: Marzo a octubre. Imprescindible llamar para reservar.  (+34 669 71 87 62) 

CONTACTO:  torrejoncillo.administracion@dipucuenca.es


OSA DE LA VEGA. MINA DE LA VIDRIOSA Y DE LA CONDENADA (C/ del Agua, 4. 16423 Osa de la Vega)

HORARIOS: Sábados: 11:00 - 13:00 h. y 16:00 - 18:00 h. Domingos: 11:00 - 13:00 h.

TARIFAS 2020: Adultos...10 €.

WEB: minalacondenada.com

CONTACTO: lacondenada@lapisspecularis.org


SACEDA DEL RÍO. CUEVAS DE SANARIO (Huete)

TARIFAS 2020: Adultos...3€.

HORARIOS: Visitas guiadas los sábados (12:30, 13:00, 13:30 - 17:00, 17:30 y 18:00) y domingos (12:30, 13:00, 13:30).

CONTACTO:  turismo@huete.org. (+34 969 37 13 26)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *