LAS TERMAS ROMANAS DE BATH

Inglaterra – Somerset  /  AQUAE SULIS (Britannia)

 

Bath está situada en el Suroeste de Inglaterra, en el condado de Somerset. Dista 156 km. de la capital del país, Londres. En 1987 la ciudad de Bath fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en reconocimiento al gran valor de los monumentos de dos de las épocas que marcaron su historia: la romana y la georgiana.

 

Bath. Termas romanas (foto: Nick Thompson)

 

Los romanos llegaron a la zona, donde se fundaría la ciudad de Aquae-Sulis, en torno a los años 60-70 d.C. Siguiendo la costumbre romana de adoptar los dioses locales al panteón romano, se instauró el culto a la diosa Sulis, equiparable a la Minerva romana, erigiendo un templo en su honor. No hay evidencia de la existencia de guarnición militar alguna en la ciudad, aunque sí se han encontrado restos de las murallas romanas que  la rodeaban. Casi dos siglos después del abandono de Britania por parte de las legiones romanas, a principios del siglo V d.C., Aquae Sulis fue conquistada por los sajones en el 577 d.C.

 

Bath. Sulis Minerva (foto: Paul Weimer)

 

El elemento diferenciador del Bath romano lo constituyen sus baños termales. Tras la marcha de los romanos, estuvieron en el olvido durante varios siglos, sepultadas por el paso del tiempo. No fue hasta 1878 cuando se descubrió su existencia, permitiendo la curiosidad arqueológica del momento su excavación y puesta al día. Las termas romanas se extienden bajo el nivel del suelo actual. En su visita podremos contemplar los restos existentes del complejo termal -que contaba con las habituales estancias de agua caliente o caldarium, templada o tepidarium y fría o frigidarium-, el templo de Sulis-Minerva y el museo de los baños.  La fuente romana estaba originariamente abovedada, aunque esta estructura se desplomó en el siglo VI o VII d.C.; de ella emanan diariamente un millón de litros de agua a una temperatura de 46º. Su destino es (y era) la Gran piscina, revestida con láminas de plomo y, en tiempos romanos recubierta con una bóveda de cerámica. Este espacio lo podemos contemplar también desde la terraza, que cuenta con estatuas de emperadores romanos realizadas en 1894 con vistas a su inauguración en el año 1897.

 

Bath. Termas romanas (foto: Michael Lafferty)
Bath. Termas romanas (foto: Peter Pidgeon)

 

El templo de Sulis Minerva, es el único templo conocido, junto con el de Claudio en Colchester, construido en estilo clásico en las Islas Británicas. Los restos existentes de su frontispicio han sido reconstruidos en el Museo de los Baños romanos de Bath. En él se encuentra la representación de la Gorgona para unos estudiosos o del dios Neptuno para otros. Uno de los objetos más conocidos de la Britania romana lo constituye la cabeza de la diosa Sulis-Minerva encontrada en 1727, posiblemente situada en el interior de su templo.

 

Bath. Museo de los baños romanos (foto: heatheronhertravels)
Bath. Termas romanas – caldarium (foto: Baz Richardson)

 

En la visita a los baños también podemos contemplar los vestigios del sistema de desagüe y canalización establecido por los romanos, dirigiendo las aguas del spa hacia el río Avon. En la zona occidental del complejo se encuentran una serie de piscinas y estancias con calefacción. La piscina circular de agua fría o frigidarium tiene una profundidad de 1,6m. A lo largo de todo el año se celebran en los Baños romanos de Bath un sinfín de actividades y eventos alrededor del mundo romano.

 

Bath. Termas – frigidarium (foto: Pilar Torres)
Bath. Canalización romana (foto: NH53)

 

 

 

Más información.

THE ROMAN BATHS

HORARIOS: Enero – Febrero: 9:30 a 17:00. Marzo – Junio: 9:00 a 17:00. Julio – Agosto: 9: a 21:00. Septiembre – Octubre: 9:00 a 17:00. Noviembre – Diciembre: 9:30 a 16:30.

TARIFAS 2019: Adultos...22,5 Libras.

WEB: www.romanbaths.co.uk


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *