EL SANTUARIO GALO-ROMANO DE TAWERN

5
(1)

Alemania – Renania-Palatinado.

 

El municipio alemán de Tawern se encuentra en el estado de Renania-Palatinado. Se halla próximo a la ciudad de Treveris, a tan sólo 14 km. de distancia, accesible por la carretera B-51. Uno de sus grandes atractivos es la visita a un santuario galo-romano, reconstruido parcialmente, localizado en la cumbre del Metzenberg (327 m. de altitud).

 

SU HISTORIA

El santuario galo-romano de Tawern se fundó en el siglo I d.C. Se alzaba en el Metzenberg, sobre una importante calzada que unía las poblaciones de Divodurum Mediomatricorum (Metz) y Augusta Treverorum (Treveris). Durante los siglos II y III d.C. fue un importante centro religioso para los habitantes locales y los viajeros que se acercaban por el lugar. Recordemos que Mercurio era el dios del comercio, patrón de los viajeros y mensajero de los dioses. Su importancia comenzó a declinar con la adopción del Cristianismo como religión oficial en el siglo IV d.C.

En 1980 se iniciaron las excavaciones arqueológicas. Entre los años 1986-88 se realizaron los mayores trabajos, que pusieron al descubierto los vestigios de siete construcciones, de diferentes tamaños. En el 2002 se descubrió el muro perimetral, que sugirió el tamaño real de este destacado complejo religioso.

Se cree que, en una primera fase, se levantaron varios templos en honor de distintos dioses, Mercurio, Epona, Apolo, Isis-Serapis. En un segundo momento, se demolieron algunas estructuras para dar pie al gran templo dedicado a Mercurio.

 

Santuario galo-romano de Tawern (foto: Carole Raddato)

QUÉ VER

Se conservan las plantas de las estructuras originales y se reconstruyeron tres, edificios, uno de ellos el templo dedicado a Mercurio. También se recreó el pozo y la puerta de entrada al santuario.

 

TABERNAE

La visita al santuario galo-romano se realiza desde la población de Tawern, en las faldas del Metzenberg. En este lugar son visibles vestigios del vicus romano de Tabernae. El Centro de interpretación del Vicus nos ayuda a comprender el funcionamiento de este centro comercial.

 

Tawern. Vestigios del vicus romano de Tabernae (foto: Carole Raddato)

Desde el centro ciudad de Tawern hasta el santuario galo-romano, en la cumbre del Metzenberg, hay una distancia de 4 km. Es el recorrido recomendado y se tarda en torno a una hora en realizarse. La ruta está bien señalizada y es accesible para la mayoría de los excursionistas. Para los que prefieran un camino más corto y sencillo, ¡pero menos apasionante!, hay un parking de vehículos cerca del santuario, a un kilómetro del punto de destino. Desde el aparcamiento, el acceso al santuario es sencillo.

 

EL TEMPLO DE MERCURIO

Es la construcción más importante del complejo. El templo tenía planta rectangular, con un pórtico que lo rodeaba, sostenido por columnas. En el interior del templo podemos ver una estatua del dios Mercurio, recreación realizada en 2002  a partir de un busto en caliza descubierto en el pozo del santuario.

 

Tawern. Santuario galo-romano. ¿Establo? (foto: Carole Raddato)
Tawern. Estatua del dios Mercurio (foto: Carole Raddato)

 

OTRAS CONSTRUCCIONES

Además del templo de Mercurio, se han reconstruido otras estructuras, siguiendo las pruebas arqueológicas, para que nos permitan hacernos una idea de la magnificencia del complejo. Se recreó parte del muro perimetral del complejo, y del propileo, la puerta de entrada que daba acceso al santuario. También se reconstruyó un segundo templo, de menor tamaño, y otra construcción que se cree pudo ser un establo, almacén o lugar de residencia de los sacerdotes.

 

Santuario galo-romano de Tawern (foto. Carole Raddato)
Tawern. Acceso al santuario y columna de Jupiter (foto. Carole Raddato)

 

 

MÁS INFORMACIÓN.

Römisches Tawern
Following Hadrian

¿Te gusta este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Sobre el autor

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *