LA CIUDAD ROMANA DE CÁPARRA

Extremadura – Cáceres  /  CAPARRA (Lusitania)

 

Oliva de Plasencia está situada al norte de la provincia de Cáceres, limítrofe con la de Salamanca, en la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla, a noventa y seis kilómetros de la capital cacereña y a quince kilómetros de Plasencia. Entre los términos municipales de Oliva de Plasencia y Guijo de Granadilla se encuentra el sitio arqueológico de la ciudad romana de Caparra, accesible a través de la autopista A-66, salida 455.

 

 

La población de Caparra, posiblemente de origen vetón, se convirtió tras la conquista romana, en una civitas stipendiaria. En el año 74 d.C., con el edicto de latinidad para las provincias hispanas, por parte  de Vespasiano, Caparra accedió al rango de municipium, marcando un punto de inflexión en el desarrollo de la localidad. A partir de esto momento se produjo el verdadero crecimiento de la ciudad. Su posición era estratégica en la Lusitania, ya que por ella pasaba la Vía de la Plata, coincidente con el decumanus maximus de la plaza.

 

La visita al yacimiento de la ciudad romana de Cáparra se inicia por el Centro de Interpretación donde, a través de un audiovisual, varios paneles explicativos, y una gran maqueta de la ciudad, podemos contextualizar el desarrollo de la ciudad en su entorno histórico y geográfico. El espacio cuenta además con reproducciones de varios objetos hallados en las excavaciones arqueológicas.

 

Centro de Interpretación de Cáparra (foto: Sergio Geijo)

 

En las proximidades del Centro de Interpretación y fuera del recinto amurallado de la ciudad se encuentra el anfiteatro romano, que recientemente ha sido objeto de trabajos a cargo de la Junta de Extremadura para su puesta en valor, con un resultado muy interesante.

 

Caparra. Anfiteatro romano (foto: Sergio Geijo)

 

Siguiendo un sendero señalizado, llegamos a una de las puertas de acceso de la ciudad, la del sureste, donde se conservan vestigios de las torres redondeadas que protegían el acceso principal. Tras entrar en Cáparra, continuamos por un camino, rodeado de olivos, hasta llegar a vislumbrar el centro urbano, donde destaca el arco monumental, localizado entre el foro y las termas.

 

Caparra. Puerta de acceso a la ciudad (foto: Sergio Geijo)

 

El ARCO DE CAPARRA  es un  arco cuadriforme, único en España, situado en el centro de la ciudad, en la confluencia de las dos calles principales: cardo y decumano. Fue erigido a finales del siglo I d.C. por Fidius Macer, relevante personalidad de la ciudad, como testamento de sus padres. Tiene unas medidas en planta de 8,6×7,35m. y se cree que, originariamente, tendría una altura en torno a los 13m. El monumento está compuesto por cuatro pilares, sobre los que se asientan cuatro arcos de medio punto. En uno de sus lados, el más próximo a las termas, se encuentran dos grandes bases sobre las que estarían localizadas dos grandes esculturas ecuestres.

 

Arco de Caparra (foto: Sergio Geijo)

 

Las termas públicas, localizadas junto al arco y el foro, se construyeron en la época flavia, cuando la ciudad obtuvo el rango de municipium. El edificio, de planta cuadrada, contaba con todas las estancias típicas de estos establecimientos lúdicos, salas de agua caliente (caldarium), templada (tepidarium) y fría (frigidarium), la zona de vestuarios (apodyterium), y, en su lado sur, la palestra, o zona de ejercicios físicos. En su lado norte se ha identificado la existencia de varias tabernae. La mayor parte del espacio termal se encuentra protegida por una moderna estructura de madera que, no obstante, gracias a los cristales instalados en la misma, nos permiten ver sus vestigios.

 

Caparra. Natatio de las termas (foto: Sergio Geijo)
Caparra. Palestra de las termas (foto: Sergio Geijo)

 

Tras pasar por el Arco de Cáparra, y cruzar así el decúmano máximo, se accede al foro de la ciudad, su principal espacio político y social. De planta rectangular, contaba en su centro con una plaza, originariamente enlosada, de 66x31m., y rodeada por los principales edificios públicos, la basílica a la izquierda, la curia a la derecha, y al norte tres templos que ocupaban todo el ancho de la plaza.

 

Foro romano de Cáparra (foto. Sergio Geijo)

 

Desde el año 2010 se viene celebrando anualmente en Cáparra la fiesta romana de la primavera FLORALIA. Su finalidad es la de dar a conocer el yacimiento y promocionar el patrimonio histórico y natural de la comarca. En ella se recrea la vida y costumbres de la época romana, contando en su último programa con carreras de cuadrigas, luchas de gladiadores en el anfiteatro, juegos romanos infantiles, espectáculos teatrales en el foro, un mercado romano, o visitas guiadas al yacimiento, entre otros.

 

 

Más información.

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE CAPARRA

ACCESO:  N-630 cruce con Villar de Plasencia. Dirección Guijo de Granadilla, siguiendo por la carretera que lleva al embalse Gabriel y Galán.

HORARIOS: Mañanas de 10:00 a 14:00 y tardes de 16:00 a 19:00 (invierno)  y de 17:00 a 20:00 (verano).

TARIFAS: Gratuita.

TELÉFONO: 927 01 79 76

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *