ALABANDA. LA CIUDAD DE ZEUS Y APOLO

Turquía – Región del Egeo / ALABANDA (Asia)

 

Çine es una ciudad turca situada al suroeste del país, en la provincia de Aydin, región del Egeo. Dista 38 km. de la capital provincial, Aydin. A 8 km. al oeste de Çine, sobre la ladera norte del Gökbel,  se encuentra el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad de Alabanda. La denominación de la ciudad procede de la lengua caria. Alabanda significaba la victoria del caballo.

 

A principios del siglo III a.C. la ciudad formó parte de la fundación de la Liga crisoria, donde permaneció hasta su disolución en el 203 a.C. En ese momento, durante el reinado de Antioco III Megas, Alabanda fue declarada ciudad inmune por la Anfictionía, liga de las tribus griegas. Esta declaración le permitía permanecer al margen de asedios, saqueos o ataques en caso se conflicto entre las distintas facciones helénicas. En agradecimiento al apoyo de la ciudad, el monarca la rebautizó como Antioquía de los crisorios. Pese a esta distinción, Filipo V de Macedonia la saqueó.

En el 190 a.C. tras la batalla de Magnesia, que culminó con la derrota de Antioco III ante las legiones romanas, Alabanda pasó a la órbita de la República de Roma, que la cedió a la poderosa isla de Rodas en agradecimiento a su apoyo a la República. En el 170 a.C. Alabanda firmó un tratado de alianza con Roma. Un siglo después, en el 70 a.C. Alabanda se incorporó a la provincia romana de Asia, llegando a convertirse en la capital de uno de los ocho conventos jurídicos de la provincia.

 

Las primeras excavaciones arqueológicas realizadas en Alabanda se desarrollaron a principios del siglo XX. El yacimiento estuvo prácticamente abandonado hasta que las campañas arqueológicas se reanudaran sobre todo a partir de 2011 por un equipo turco y francés.

 

Entre los principales vestigios de Alabanda destacan los templos de Zeus y Apolo, el teatro helenístico, unas termas  y el ágora. En 2013 los arqueólogos descubrieron la existencia de un enorme templo dedicado al culto de la diosa Roma.

 

El templo dórico de Zeus Chrysaoreus fue objeto de trabajos de excavación y restauración que culmiraron en 2012. El templo probablemente fue abandonado en el siglo III d.C. Sus materiales se reutilizaron en la restauración del teatro de la ciudad. Se han identificado piedras de un altar del templo y capiteles en el espacio de la escena del teatro.

 

Alabanda. Templo de Zeus (foto: Carole Raddato)

 

Del templo de Apolo Isotimus tan sólo quedan las huellas de sus cimientos. Fue construido en el siglo II a.C. en estilo jónico. Su denominación con el epíteto isotimus otorgaba al templo de Apolo un estatus al mismo nivel que el de Zeus. En época imperial, además del culto a Apolo se incluyó el de los emperadores divinizados.

 

Alabanda. Templo de Apolo (foto: Carole Raddato)

 

El teatro, de época helenística, se reformó en el siglo IV d.C. Como cantera, utilizaron las piedras del templo de Zeus Chrysaoreus. Tenía capacidad para albergar a unos seis mil espectadores.

 

Alabanda. Teatro (foto: Carole Raddato)
Alabanda. Teatro helenístico (foto: Carole Raddato)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *