LA TURBIE – EL TROFEO DE AUGUSTO

Francia – Provenza – Alpes – Costa Azul / (Alpes Maritimae)

 

La localidad de La Turbie está situada en la Costa azul, a escasos kilómetros de famosos centros turísticos como Menton, Mónaco o Niza.

 

En La Turbie se encuentra un colosal monumento ordenado construir, entre el 7 y 6 a.C., por el Senado y el pueblo de Roma en honor del emperador Augusto: el Trofeo de los Alpes o de Augusto. Fue levantado en honor de la conquista de las tierras de los Alpes Marítimos y el sometimiento de las cuarenta y cinco tribus ligures que se resistían al poder de Roma. Entre los años 25 y 14 a.C. Augusto emprendió diversas campañas para pacificar la zona de los Alpes. Las tribus celto-ligures que aquí habitaban se resistían al poder de las legiones romanas gracias a la protección que les ofrecían las montañas alpinas. Su presencia hacía además que la estrecha vía de comunicación de la Via Aureliana, que comunicaba con las provincias occidentales de la Galia Narbonense e Hispania, no fuera segura. Tras la pacificación de estas tierras, Augusto creó la provincia romana de los Alpes Marítimos, designando a Cemenelum (Cimiez) como la capital provincial.

 

Torre-trofeo de Augusto (foto: Grant Eaton)

 

En el siglo V d.C. las estatuas de Augusto y los generales fueron destruidos por los monjes de Lerins por ver en ellos un símbolo pagano. A finales del siglo V d.C., el Trofeo de Augusto sufrió nuevamente daños por las devastaciones provocadas por los bárbaros. Durante la Edad Media fue convertido en fortaleza. En 1705, en el marco de la guerra entre Francia y Saboya, la fortaleza de La Turbie fue demolida y con ella los vestigios del Trofeo augustal, utilizados además como cantera para nuevas construcciones. A finales del siglo XIX comienza a despertar interés las ruinas de La Turbie y en la primera mitad del siglo XX es reconstruido por el arquitecto francés Jules Formigé, siguiendo las líneas arquitectónicas de Vitrubio.

 

Torre-trofeo de La Turbie (foto: Julien Fleury)

 

El monumento original se alzaba a una altura de  cuarenta y nueve metros sobre el suelo, siendo visible a gran distancia. Situado en el punto más alto de la Via Iulia Augusta, era un homenaje al inconmensurable poder de Roma y un recordatorio para todos aquellos que se oponían al mismo. Se cree que la base tenía una longitud de 35m. en cada cara. La primera plataforma se elevaba a 12m. sobre el suelo y, sobre ella, se hallaba situada una rotonda con 24 columnas de caliza. En este nivel, entre las columnas se hallarían las estatuas de los generales que combatieron bajo Augusto. La tercera parte del monumento, de forma piramidal, estaría coronada por una estatua del emperador Augusto.

 

A los pies del monumento se encuentra el Museo del Trofeo de Augusto. A través del uso de las nuevas tecnologías podemos disfrutar de un recorrido interactivo. Un audiovisual nos introduce en la visita a través de una reconstrucción virtual en 3D que nos permite comprender el monumento. El museo cuenta con un audioguía, en cinco idiomas, y cinco indicadores que nos facilitan una completa visita del museo y sus colecciones. Según el Centre des Monuments Nationaux, la visita media al monumento y el museo se estima en una hora y quince minutos.

 

Museo del Trofeo de Augusto (foto: Antonella Fava)

 


 

Más información.

Le Trophée des Alpes. www.la-turbie.monuments-nationaux.fr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *