NOVAE- EL CAMPAMENTO DE LA LEGIO I ITALICA

Bulgaria – Veliko Tarnovo  / NOVAE (Moesia Inferior)

 

La localidad búlgara de Svishtov está situada al norte del país, en la provincia de Veliko Tarnovo. Se halla a 80 Km. de las poblaciones de Pleven o a 90 Km. de Rousse. En Svishtov, el Danubio alcanza su punto más meridional. A 4 Km. de Svishtov se encuentra el sitio arqueológico del fuerte legionario romano de Novae.

 

La conquista de la antigua Tracia por parte de las legiones imperiales propició la creación de nuevos fuertes en el limes del Danubio para defender las nuevas fronteras del Imperio. Uno de esos castra o campamentos militares era el de Novae, en el límite fronterizo entre los modernos países de Bulgaria y Rumanía. Fue construido en torno al 46 d.C., estando acuartelada la Legio VIII Augusta. La historia de Novae viene realmente ligada a otra legión instalada allí a partir del año 69 d.C.: la  Legio I Italica, fundada por el emperador Nerón en el año 66 d.C. Esta legión participó en los conflictos  contra los dacios en las guerras entabladas primero por Domiciano (86-88 d.C.) y posteriormente por Trajano (101-102 d.C.  y 105-106 d.C.) y en la expedición contra los partos. En torno al 250 d.C. Novae sufrió los ataques de los godos, siendo continuamente atacada por los pueblos bárbaros durante la segunda mitad del siglo III d.C. Debido a estas incursiones se fortaleció al unísono el campamento militar y el vicus formado alrededor del mismo, llegando a formar una única entidad: una ciudad-fortaleza.  Este área realmente nunca gozó de gran tranquilidad puesto que en el tercer cuarto del siglo IV d.C. sufrió las invasiones góticas  y a mediados del siglo V d.C. los hunos arrasaron y destruyeron la ciudad. En el 483 d.C., y durante una década, Novae se convirtió en la principal plaza de los ostrogodos, comandados por Teodorico.  En el siglo VI d.C., Novae volvió a experimentar un renacer con la política de Justiniano (527 – 565 d.C.) que reconstruyó y reforzó las murallas de la ciudad. Los ataques de los avaros y los eslavos acabaron definitivamente con esta ciudad romana. Cabe mencionar además que, entre los ilustres hijos de Novae se encontraría el emperador Maximino el Tracio.

 

En la visita al Parque Arqueológico de Novae, la parte más importante corresponde al fuerte legionario, formado por un rectángulo de 494 x 365 m2 con una superficie de 18 Ha. Inicialmente fue construido en madera, hasta que, con motivo posiblemente de las Guerras dacias fue reconstruido en piedra.  En su interior, la vía Principalis está atravesada por la carretera que lleva a Svishtov.

 

Próximo a la Via Principalis se encuentra el principia, el cuartel general del campamento legionario. Estaba constituido por una puerta monumental, un foro militar, la basílica principiorum, varias estancias dedicadas a las labores administrativas y el aedes, lugar sacro donde se custodiaban las enseñas de la legión. El principia fue construido durante la dinastía flavia, aunque la basílica probablemente se erigió durante el principado de Trajano. El pasado año, dentro del proyecto de musealización del fuerte,  «Novae. Corazón de la Legión», se inauguró la restauración de los edificios del principia, realizado por el estudio de arquitectura Ivo Petrov.

 

Novae. Principia (foto: Stoyan Petkov)
Novae. Principia (foto: Stoyan Petkov)

 

El hospital  militar (valetudinarium) de Novae es uno de los de mayor tamaño que se conocen de todo el Imperio Romano, con una extensión de casi 6.000 m2. Su construcción se remonta a finales del siglo I d.C., dentro de los preparativos romanos para la invasión de la Dacia. Entre sus muros podían ser atendidos hasta trescientos soldados. El recinto hospitalario contaba con un gran patio porticado interior, en el que se hallaba un pequeño templo dedicado a Esculapio e Igea.

 

Novae. Valetudinarium (foto: Andra Moclinda-Bucuta)

 

Al oeste del principia se hallaban las termas. Fueron construidas a principios del siglo II d.C. Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en las termas en el año 2011 permitieron descubrir el sofisticado sistema de drenaje de los baños termales y la localización de la sauna. Las aguas sucias de los baños se dirigían directamente a las letrinas, facilitando así su limpieza y la eliminación de residuos orgánicos. En el extremo norte del complejo termal se descubrió una estructura circular de 2,5 m. de diámetro, próxima a un gran horno (praefurnium), identificada como el sudatorium o sauna seca.

 

Extramuros de la fortificación se ha hallado una villa de la cual se pueden contemplar el impluvium del patio central de la misma y un fornax, un horno para la cocción de cerámica.

 

Novae. Villa romana (foto: Andra Moclinda-Bucuţa)

 

En octubre 2013, arqueólogos de la Universidad de Varsovia, que dirigen las excavaciones de Novae, presentaron el descubrimiento de los barracones legionarios del fuerte. (Naukawpolsce, 9/10/2013)

 

Desde el año 2008 se celebra anualmente  en Svishtov, en el sitio arqueológico de Novae, el Festival Romano «El Águila en el Danubio». Durante dos días se recrea la vida militar y las batallas de las legiones romanas en esta parte del Imperio. La próxima edición tendrá lugar previsiblemente en junio de 2019. Os indicamos la página web del evento www.eagleonthedanube.org.

 

Svishtov-Novae. El Águila en el Danubio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.