URDAIBAI: FORUA Y EL OPPIDUM DE ARROLA

País Vasco – Bizkaia  / Tarraconensis

 

La localidad de Gernika-Lumo se encuentra situada en el norte de España, en la provincia de Bizkaia, en la comarca de Busturialdea y en el área natural de Urdaibai, Reserva de la Biosfera de la UNESCO. En las proximidades de esta villa vizcaína se hallan dos lugares de gran interés arqueológico: el poblado romano de Forua y el oppidum de Arrola.

 

El asentamiento romano de Forua es el más grande de Bizkaia, siendo uno de los mejor conservados de la Cornisa Cantábrica. Se encuentra situado, en la colina de Elejalde, cerca de Gernika, sobre la ría del mismo nombre, en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Según el profesor Santos, de la UPV/EHU pudiera tratarse de la polis Vesperies, mencionada por Ptolomeo. No se trata de una población con una estructura urbana típica, sino que se trata de un centro metalúrgico, formado por un conjunto de edificios individuales destinados principalmente a la fundición y forja del hierro. Estas edificaciones se encuentran distribuidas a lo largo de la ladera meridional, delimitada por una cerca o muro. Como se nos indica en un panel del Museo Arqueológico de Bilbao, este asentamiento cumpliría además labores de vigilancia y control de la ría de Urdaibai y su estuario como ruta de acceso a las tierras del interior. Desde Forua se exportarían productos como el hierro local y los excedentes agropecuarios.  Los primeros indicios de ocupación se remontan a los principados de Claudio y Nerón en el siglo I d.C., manteniendo su vitalidad hasta mediados del siglo IV d.C. A partir de esos momentos, la inestabilidad política y social de la época hizo que la población se refugiara en zonas más protegidas, como la cueva de Peña Forua.

 

Forua. Asentamiento romano (foto: Sergio Geijo)
Forua. Asentamiento romano (foto: Sergio Geijo)

 

Cerca de Gernika, entre los términos municipales de Nabarniz, Arratzu y Mendata se encuentra el yacimiento arqueológico del oppidum de Arrola, un poblado fortificado de la Edad del Hierro y que cuenta con indicios de una romanización incipiente. El poblado, que cuenta con una extensión de 8 Ha., estuvo habitado entre los siglos IV a.C. y I d.C. Su construcción se realizó en el Alto de Arrola, una elevación de 535m. que forma parte del Cordal de Gastiburu, en la margen derecha de la cuenca de Urdaibai.

 

Recreación del Oppidum de Arrola (foto: Sergio Geijo)

 

Uno de los puntos más interesantes del oppidum es la Puerta Noroeste, excavada y restaurada, que es un extraordinario ejemplo de puerta “en esviaje”. Este acceso, de más de seis metros de altura, rompía la línea de defensa de la muralla en un punto en el que se creaba un pasillo protegido por los extremos solapados de la misma. Este sistema permitía un acceso más largo al poblado, pero siendo fácilmente defendible desde todos sus ángulos.

 

Oppidum de Arrola (foto: Txeng Meng)
Oppidum de Arrola (foto: Txeng Meng)

 

El oppidum de Arrola cuenta igualmente con un segundo punto de acceso al sur, perteneciente al recinto amurallado original, en las inmediaciones del Caserío de Arrolagoikoa.

En la Casa de la Cultura de Arratzu se inauguró el pasado año un centro de interpretación del oppidum de Arrola, en el que se recrea la vida de este poblado de la II Edad del Hierro. El centro cuenta con una réplica de una cabaña del recinto fortificado, junto con otras relativas a cerámicas, herramientas o telares.

 

Recreación vivienda del oppidum de Arrola (foto: Sergio Geijo)

 

Durante los meses de verano, entre junio y  septiembre, se abren al público tanto el oppidum de Arrola como el poblado romano de Forua. Ambos lugares cuentan con visitas guiadas durante julio y agosto, a las once de la mañana y a las cinco de la tarde. Es imprescindible la reserva previa, ya que los grupos están limitados a quince personas en Arrola y treinta en Forua. La visita al oppidum de Arrola y al centro de interpretación tiene una duración estimada de dos horas y media. Más información en el teléfono 94 4651657.

 

Los objetos hallados en el yacimiento de Forua pueden ser contemplados en el Arkeologi Museoa, en Bilbao, inaugurado en abril del 2009. La capital vizcaina se encuentra a 20 km. de Gernika-Lumo. En la segunda planta del museo se encuentra una sala dedicada a la Bizkaia romana con varias estelas, cerámicas o la estatuilla de Isis Fortuna, hallada en Forua.

 

Bilbao. Museo Arqueológico. Isis de Forua (foto: Sergio Geijo)

 

Cerca de Gernika se encuentran otros dos lugares que os recomendamos mucho su visita: la cueva de Santimamiñe y el Bosque pintado de Ibarrola. La Cueva de Santimamiñe, en Kortezubi, es un santuario del arte rupestre del Paleolítico y adscrito al Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el año 2008. Las figuras allí representadas por nuestros ancestros se distribuyen en tres estancias: el salón previo a la sala de pinturas, el santuario y la sala nueva de pinturas. El medio centenar de animales representados  incluyen principalmente bisontes (32), cabras (7), caballos (6), un oso o un ciervo. Su datación se realiza en el período Magdaleniense, entre el 14.500 y el 12.000 a.C.

 

Cueva de Santimamiñe. La Cámara

 

En esa misma área debemos pasear por el Bosque pintado de Oma, obra del “land art” realizada por el artista vasco Agustín Ibarrola. Según nos movemos por el bosque aparecerán ante nosotros imágenes creadas por el artista con la inestimable colaboración de los propios árboles. Existen un total de 47 puntos de observación con otras tantas figuras creadas por el artista.

 

Bosque pintado de Oma (foto: Sergio Geijo)

 

 

Más información.

YACIMIENTO ROMANO DE FORUA

Acceso libre.

Servicio de Patrimonio Histórico de la Diputación de Bizkaia…944 067 694.

Museo Euskal Herria de Gernika…94 6255451.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *