SBEITLA. LA ANTIGUA SUFETULA

Túnez – Kasserine  /  SUFETULA (Africa Proconsularis)

 

Sbeitla es una pequeña ciudad en el centro de Túnez, situada a 100 Km. de Kairouan.

 

La antigua Sufetula alcanzó gran prosperidad durante los reinados de Septimio Severo y Diocleciano (285 – 305 d.C.).

 

En las afueras del sitio arqueológico de Sbeitla nos encontramos con un arco triunfal, el Arco de Diocleciano. Fue erigido en honor de la Tetraquía que gobernó el Imperio romano tras su división entre Oriente y Occidente. Tras traspasar la entrada del recinto nos recibe el muro bizantino, construido tras la reconquista de la colonia. Al noreste se localiza uno de los monumentos más interesantes de Sufetula, las termas. En ella se localizan las diferentes estancias típicas de los baños termales: caldarium, tepidarium, y frigidarium. Igualmente podemos contemplar el hipocausto, el extraordinario sistema de calefacción de las habitaciones junto con muestras de los mosaicos que decoraban las mismas.

 

Sbeitla. Termas romanas. (Foto: Bernard Gagnon)
Sbeitla. Termas y mosaicos (foto: Richard Mortel)

 

En sus aledaños, y posiblemente formando parte del complejo lúdico, se ubica el teatro, colindante con el río Sbeitla.

 

Sbeitla. Teatro romano (fotos: Richard Mortel)

 

Detrás de las termas, entre el cardo y el decumanus maximus, se encuentra el foro, al que se accede a través de la excelsa Puerta de Antonino, levantada en honor del emperador Antonino Pío y sus hijos adoptivos Lucio Vero y Marco Aurelio. El amplio espacio del foro se encuentra marcado por el capitolio. El templo de la Tríada  tiene la particularidad de contar con tres estructuras separadas: la central dedicada a Júpiter, y las laterales a Juno, su esposa, y Minerva, su hija. Esta separación difiere de los templos capitolinos clásicos, que acogen el culto a las tres divinidades bajo el mismo techo.

 

Sbeitla. Arco de Antonino Pio (foto: Richard Mortel)
Sbeitla. Templos capitolinos. (Foto: Bernard Gagnon)

 

El Cristianismo, impulsado fuertemente por San Agustín, ha dejado su huella en un buen número de iglesias, levantadas principalmente sobre antiguos templos romanos. Destacan especialmente las iglesias de Bellator y la de Vitalis. La primera cuenta con bellos mosaicos y la segunda, construida durante la dominación vándala, contiene una interesante tina bautismal con mosaico.

 

Sbeitla. Basílica de San Vitelus (foto: Richard Mortel)
Sbeitla. Basílica de San Vitelio. Baptisterio (foto: Richard Mortel)

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *