LA ANTIGUA ROMA EN CASTILLA Y LEON

 

 

 

AVILA


El territorio de la actual provincia de Ávila, habitada en tiempos prerromanos por la tribu de los vettones, guarda un importante número de poblados que nos reflejan el modo de vida antes de la llegada de las legiones y su abandono obligado hacia lugares más accesibles y de más fácil control por los soldados de Roma. En las proximidades de la capital abulense se encuentran los castros de las Cogotas (Cardeñosa), Mesa de Mirada (Chamartin), de los Castillejos (Sanchorreja), de Ulaca (Solosancho) y El Tiemblo -donde se encuentran los toros de Guisando-, y al sur de la provincia el castro del Raso (Candeleda). También en la parte meridional de la provincia, en Cuevas del Valle, podemos caminar por la calzada romana del Puerto del Pico,  construida para atravesar la Sierra de Gredos.

 

Ávila. Castro de Ulaca (foto: Santiago López-Pastor)

 

BURGOS

 

Los yacimientos de época romana más significativos de la provincia de Burgos se hallan al sur de la misma: Roa (Rauda), Valdeande (Ciella), Baños de Valdearados (villa romana de Santa Cruz) y Peñalba de Castro (Clunia), las tres últimas en la comarca de la Ribera del Duero. El yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Clunia es especialmente relevante, contando con un extraordinario teatro, termas y varias domus decoradas con mosaicos. El Museo de Burgos, ubicado en la capital burgalesa, también es un lugar de visita recomendable puesto que en él se exhiben las principales piezas procedentes de los yacimientos arqueológicos de la provincia.

 

Clunia. Teatro romano (foto: Sergio Geijo)

 

LEON

 

La provincia de León está marcada por dos de las principales ciudades romanas del Noroeste peninsular: Astorga (Asturica Augusta) y Leon (Legio) y por el paraje aurífero de Las Médulas, Patrimonio Mundial de la Unesco. Estos tres lugares son de visita obligada, pudiendo disfrutar en ellas de la Ruta Romana en Astorga, el Centro de Interpretación del León romano, las termas o las murallas de la capital leonesa y el extraordinario paisaje natural, modelado por la mano del hombre, que nos ofrece Las Médulas.  El interés romano por la explotación del oro astur ha quedado reflejado en las propias Médulas, la Sierra del Teleno u Omaña. En esta zona se encuentran también los castros astures de Chano, en Fornela, y Castro Ventosa La Edrada, en Cacabelos.  Volviendo al entorno de la capital leonesa, en sus proximidades se encuentran los yacimientos arqueológicos de la villa romana de Navatejera y en Villasabariego, el poblado astur de Lancia. Por desgracia, ambos se encuentran en un estado de conservación que no está adecuado para las visitas del público.

 

León. Las Médulas (foto: Jorge Cancela)

 

PALENCIA

 

En la provincia castellana de Palencia podemos encontrar las huellas de Roma pertenecientes a dos momentos totalmente diferentes: la guerra y la paz. El primero, vinculado con las guerras cántabras, con las campañas de conquista de las legiones romanas, en la zona septentrional de la provincia. Herrera de Pisuerga, campamento de Pisoraca, de la Legio IIII Macedonia y Olleros de Pisuerga y Pomar de Valdivia, lugares donde se hallan los castros de Monte Cildá y Monte Bernorio, testigos mudos de la resistencia opuesta ante el rodillo de las águilas romanas.

Por otra parte, en la zona centro de la provincia tenemos dos bellos ejemplos del tranquilo modo de vida llegado con la “pax romana”. Las villas rústicas de  “La Olmeda” en Pedrosa de la Vega -cerca de Saldaña- y “La Tejada” en Quintanilla de la Cueza, más al sur, entre Tierra de Campos y Las Vegas nos muestran el cambio de tercio experimentado en estas tierras ya romanizadas, donde lo importante ya no era la superviviencia sino el buen vivir, como lo muestran los extraordinarios mosaicos o las relajantes termas de estas residencias señoriales.

En Nestar, en las cercanías de Aguilar de Campoo se encuentra el Centro de Interpretación de las Calzadas romanas y del Puente romano de Nestar, único puente de esta época en territorio palentino.

 

Villa romana de la Olmeda (foto: Santiago Lopez-Pastor)

 

SALAMANCA

 

La provincia de Salamanca cuenta con dos lugares de interés: el castro celtibérico  de Yecla la Vieja (Yecla de Yeltes), integrado en la ruta Castros y Verracos, y el yacimiento minero de Las Cavenes, en El Cabaco, donde se encuentra un Centro de Interpretación de la Minería romana.

 

Yecla de Yeltes. Castro vetón (foto: Santiago López-Pastor)

 

SEGOVIA

 

El punto de partida de nuestra visita a la Segovia romana es la capital de la provincia, Segovia, ciudad designada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO de la mano de su acueducto, levantado a principios del siglo II d.C. para llevar agua a la ciudad desde el río Frío, al pie de la Sierra de Guadarrama.

 

Segovia. Acueducto romano (foto: Sergio Geijo)

 

En la provincia segoviana nos encontramos con otros tres lugares visitables, de pasado romano: la villa romana de Santa Lucía (Aguilafuente), el Cerro del Castillo (Bernardos) y Coca, y su edificio romano de Los Cinco Caños. El primero de ellos, a 38 Km. al norte de Segovia. Los otros dos se localizan al noroeste de la capital,en la Campiña Segoviana, tomando desde ésta la CL-605. Bernardos a 39 Km. de la capital segoviana y Coca, cerca de la provincia de Valladolid, a 50 Km.

 

SORIA

 

La ruta arqueológica por la provincia de Soria viene liderada por el sitio de Numancia, en Garray, en las proximidades de la capital soriana. Tanto el cerro numantino como el cerco fortificado realizado por los romanos son dos ejemplos únicos, el primero de la férrea resistencia de un pueblo a ser dominado y el segundo, al ingenio logístico y militar de los romanos, consiguiendo aislar totalmente a sus adversarios gracias al anillo formado por siete fuertes y sus empalizadas y fosos que impedían cualquier ayuda a la ciudad de Numancia. Al este de la provincia se halla la localidad de Muro, la antigua Augustobriga romana. Al sureste de la provincia es Medinaceli, con su extraordinario arco romano, nuestro punto de encuentro. Al suroeste, Montejo de Tiermes  es otro lugar a visitar, con su ciudad celtibero-romana. La localidad de Burgo de Osma cierra el periplo arqueológico por tierras de Soria, accediendo a la ciudad celtibero-romana de Uxama.

 

Medinaceli. Arco romano (foto. Santiago López-Pastor)

 

VALLADOLID

 

Al norte de la provincia de Valladolid, en la localidad de Becilla de Valderaduey tenemos un puente y una calzada romana por la que poder pasear sobre sus milenarias piedras. En el otro extremo de la provincia, en Almenara de Adaja se halla una villa romana y el Museo de las villas romanas. En Peñafiel tenemos el poblado vacceo de Pintia.

 

Valladolid. Villa romana (foto: Sergio Geijo)

 

ZAMORA

 

Las tierras astures del norte de Zamora son el centro de nuestra ruta por esta provincia leonesa. Entre las localidades de Rosinos de Vidriales y Santibañez de Vidriales se halla el campamento romano de Petavonium, habiéndose habilitado en la segunda población un Centro de Interpretación de los Campamentos romanos. Muy cerca de este lugar se encuentra el castro de Las Labradas (Arrabalde), donde se descubrió en los años ochenta un extraordinario conjunto de de ajuares y piezas de orfebrería. No debemos dejar de mencionar a la villa romana de Camarzana de Tera.

 

Rosinos de Vidriales. Petavonium (foto: SBA73)

 

En el año 2001, la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León puso en marcha la Ruta Arqueológica de los Valles de Zamora (Vidriales, Órbigo y Eria), que comprende el campamento romano de Petavonium y el Centro de Interpretación de los campamentos, la fuente romana de San Pedro de la Viña, el castro de “Las Labradas” y el aula arqueológica de Arrabalde y el yacimiento de “La Corona-El Pesadero” en Manganeses de la Polvorosa. Esta ruta contó en el año 2009 con 10.500 visitantes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *