LA VILLA ROMANA DE LA OLMEDA

Castilla y León – Palencia  /  (Tarraconensis)

 

La villa romana de La Olmeda se encuentra en el municipio palentino de Pedrosa de la Vega. Se trata de una gran mansión del Bajo Imperio romano (s. IV d.C.).  El acceso a la misma se realiza por la carretera C-615 de Palencia a Riaño, a 62km. de Palencia. El desvío está indicado en el punto kilométrico 55 en Gañinas, hacia la PP-2420.

 

DESCUBRIMIENTO Y PUESTA EN VALOR

La villa tardorromana de la Olmeda fue descubierta en 1968 por Javier Cortés mientras realizaba labores agrícolas en sus tierras. Las excavaciones arqueológicas posteriores sacaron a la luz una gran explotación agropecuaria de época tardorromana. En sus 35 estancias se descubrieron cerca de una treintena de soberbios mosaicos que hace que La Olmeda sea una de las villas romanas conocidas más importantes de todo el Imperio.

En 1996 fue declarada Bien de Interés Cultural. Tras una profunda remodelación, este importante yacimiento arqueológico se abrió al público en abril de  2009, convirtiéndose en uno de los mejores ejemplos de villas romanas de Europa. Un moderno edificio, diseñado por el estudio de arquitectura Paredes Pedrosa Arquitectos, acoge en su interior los vestigios del edificio residencial de la villa romana. Los materiales utilizados en su construcción fueron acero corten y hormigón. El color del acero corten es similar al de la tierra en Pedrosa de la Vega, lo que hace que se integre de un modo ejemplar en el ambiente.

 

Villa romana La Olmeda (foto: Sergio Geijo)
Villa romana La Olmeda

PARS URBANA

El edificio residencial, o pars urbana, de planta cuadrada, estaba flanqueado por cuatro torres, dos cuadradas y dos octogonales, éstas últimas situadas en la fachada Sur o principal, y unidas por un gran pórtico columnado (v01). En torno a un patio central o peristilo (v41), rodeado por una galería se distribuyen todas las dependencias de la villa. Al oeste del edifcio principal se encontraba el área termal de la villa. Cuenta con una extensión de 4.400 m² distribuidos en un total de treinta y cinco habitaciones. Un tercio de su espacio está decorado con mosaicos polícromos que se conservan in situ.

 

 

El acceso principal a la villa se encuentra al Sur. En esta zona se encontraban la cocina, despensa y estancias para los trabajadores.  En una de ellas podemos contemplar unos agujeros en el suelo, donde irían colocadas las dolias o tinajas para almacenar aceite, grano o vino. La cocina conserva un tramo de las escaleras que llevarían a la segunda planta de la vivienda.

 

Villa romana de La Olmeda. Ala Sur. Acceso principal (foto: Sergio Geijo)
La Olmeda. Estancias ala Sur (foto: Sergio Geijo)

 

En el ala Este se encuentran las estancias con mosaicos más interesantes. Destaca sobre todo el situado en la gran sala de recepciones  u oecus, que ocupa una superficie de 175 m2. El mosaico del oecus (v14) cuenta con dos escenas, la principal en la parte superior, narra el descubrimiento de Aquiles por Ulises en la isla de Skyros. El mosaico se encuentra rodeado por una cenefa con un serie de retratos, que es probable que sean los dueños de la villa. La parte inferior muestra una soberbia escena de caza de gran realismo, con animales propios de la zona y otros procedentes de África.

 

Oecus. Mosaico de Ulises -escena central- y de la caza – escena inferior (foto: Sergio Geijo)
La Olmeda. Oecus. Mosaico de la Caza (foto: Sergio Geijo)

En el ala Norte de la residencia se hallan diversas estancias que dan al atrio central, separadas de éste por un impresionante mosaico decorado con esvásticas (V15) . Estas habitaciones son más sencillas, con suelos de tierra apelmazada. Es probable que fueran de uso secundario o destinados a la servidumbre.

 

La Olmeda. Ala Norte (foto: Sergio Geijo)
La Olmeda. Mosaicos del pasillo del ala Norte (foto: Sergio Geijo)

 

En el ala Oeste se encuentran estancias similares a las de la zona oriental además del triclinium o comedor principal de la casa (V32). En ambas zonas encontramos estancias con suelos decorados con mosaicos y algunas de ellas con hipocaustos, el extraordinario sistema de calefacción romano instalado bajo el suelo de la vivienda y gracias al cual se distribuía aire cálido por suelos y paredes.

 

La Olmeda. Ala Oeste (foto: Sergio Geijo)
La Olmeda. Ala Oeste. Triclinium (foto: Sergio Geijo)

 

LAS TERMAS

El espacio termal de la villa se extendía al oeste del edificio residencial. Ocupaban una extención en torno de los 900 m².  Contaba con una gran sala, identificada como el vestuario o apodyterium (B02). Desde ella se accedía al frigidarium o sala de agua fría y a las estancias de agua templada y caliente. También contaba con una gran sala para masajes o la realización de ejercicios físicos (B12).

 

La Olmeda. Termas. Apodyterium (foto: Sergio Geijo)
La Olmeda. Termas romanas (foto: Sergio Geijo)

 

En las termas, los arqueólogos descubrieron una placa rectangular de bronce con las palabras VINARI – LETARI. Formaba parte de la estructura de un cubilete utilizado para los juegos de dados. La frase completa sería la siguiente: «vinari, letari, ludere, ridere, hoc est vivere». «Beber y estar alegre, jugar y reír, así hay que vivir», un buen lema de vida, ¿no creéis?.

 

Saldaña. Museo de la villa de La Olmeda (foto: Sergio Geijo)

 

La visita a la villa finaliza con una pequeña muestra de objetos descubiertos durante las excavaciones arqueológicas de La Olmeda que se encuentra en el espacio entre las termas y una de las torres octogonales.

 

La Olmeda. Objetos de la villa romana (foto: Sergio Geijo)

 

EL MUSEO DE SALDAÑA

A seis kilómetros de San Pedro de la Vega, en Saldaña, se encuentra el Museo de la villa romana de La Olmeda, ubicado en la Iglesia de San Pedro. Su visita es  un excelente complemento a la propia villa romana. Cuenta con diversos paneles explicativos, maquetas y una exposición con los principales objetos arqueológicos hallados en las excavaciones arqueológicas de la villa residencial y las necrópolis localizadas en su entorno.

 

Saldaña. Museo de la villa romana de La Olmeda (foto: Sergio Geijo)
Saldaña. Museo de la villa romana de La Olmeda (foto: Sergio Geijo)

 

LA VILLA ROMANA DE LA TEJADA

A una treintena de kilómetros de la villa romana de La Olmeda, en Quintanilla de la Cueza, se encuentra el yacimiento arqueológico de otra espectacular villa romana, La Tejada. Además de sus sorprendentes mosaicos, esta residencia es llamativa por el buen estado de conservación de sus hipocaustos, el sistema de calefacción romano antecesor de las glorias castellanas. Os dejo nuestro enlace a la Tejada.

 

Más información.

VILLA ROMANA LA OLMEDA

HORARIO: Martes a Domingo de 10:30 a 18:30. Lunes cerrado.

TARIFAS 2022: General…5€. Entrada conjunta con el museo de Saldaña y la villa romana de la Tejada.... 6€.

WEB: www.villaromanalaolmeda.com

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.