CASTROS VETTONES DE ÁVILA

ESPAÑA (Castilla y León)

 

Los vettones eran uno de los pueblos, englobados en la cultura céltica, que habitaban la península Ibérica desde finales del siglo V a.C. Su ámbito territorial se extendía por las actuales provincias de Ávila, Salamanca, Cáceres, parte de Toledo y Badajoz. Habitaban en castros, lugares seleccionados por sus defensas naturales y reforzadas por un recinto amurallado. Estas estratégicas ubicaciones no pudieron evitar la conquista del terreno por las legiones de Roma en torno al año 133 a.C. Los romanos obligaron a las poblaciones autóctonas a abandonar sus seguros castros y trasladarse a la llanura, donde podían ser mejor controlados por los ejércitos de Roma.

 

La ruta de los Castros Vettones de Ávila, promovida por la Diputación de Ávila, nos lleva a los principales castros de este antiguo pueblo hispano. El punto de partida de la ruta es Ávila. En la capital abulense se encuentra el Centro de Interpretación de los Castros Vettones de Ávila: Vettonia, cultura y naturaleza. Se halla situado en el casco histórico de esta ciudad, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, en la Plaza del Corral de las Campanas, en el sótano del Torreón de los Guzmanes.

 

En los alrededores de Ávila se ubican los castros de Las Cogotas, La Mesa de Miranda y Ulaca.

 

El Castro de la Mesa de Miranda se encuentra en la localidad de Chamartín, a veintidós kilómetros al oeste de Ávila a través de la carretera AV-110. Estuvo habitado entre los siglos V y I a.C. y ocupaba una superficie de veintinueve hectáreas, protegido por tres recintos amurallados.

 

El Castro de las Cogotas se encuentra en Cardeñosa, a diez kilómetros al norte de Ávila, a través de la AV-804. Es un castro de menor tamaño que el de Chamartín, con una superficie de diez hectáreas. La ocupación vettona se extendió desde el siglo V-IV a.C. hasta la conquista romana en el siglo II a.C. El yacimiento está formado por dos recintos amurallados y una necrópolis. Uno de los aspectos más llamativos del castro es el sistema defensivo de piedras hincadas localizado en la zona oeste del asentamiento.

 

Castro de las Cogotas

 

El Castro de Ulaca se encuentra en Villaviciosa-Solosancho, a veinte kilómetros al suroeste de Ávila, accesible a través de la carretera nacional N-502. Es el castro vettón de mayor extensión con una superficie de sesenta hectáreas. Estuvo ocupado al menos entre los siglos IV y I a.C. Además de sus murallas, el interés del castro se centra especialmente en el denominado altar de los sacrificios, la sauna ritual o las ruinas del Torreón.

 

Castro de Ulaca. Altar de los Sacrificios (foto: JJoaquin)
Castro de Ulaca. Murallas (foto: Diego de Crespos)

 

Al sur de la provincia abulense, en el límite con Cáceres, se encuentra el Castro El Raso o de El Freillo. Se accede al mismo, desde Ávila, por la N-502 hasta la AV-923 en dirección a Candelada. Localizado al sur de la Sierra de Gredos, su fundación se remonta al siglo III a.C. Cuenta con una férrea muralla, reforzada por torres cuadradas, y foso. En el yacimiento se han reconstruido dos casas típicas, que contaban con varias estancias localizadas en torno a otra central, en la que pasarían los vettones la mayor parte del tiempo.

 

Castro de El Raso
Castro de El Raso

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *