EL LEGADO ROMANO DE AMMAN

Jordania – Amman  /  PHILADELPHIA  (Arabia Petraea)

 

Ammán es la capital del reino hachemita de Jordania. Está situada sobre un conjunto de colinas -originariamente siete y diecinueve en la actualidad- al noroeste del país. El aeropuerto internacional Reina Alia, el mayor del país, está situado 30 Km. al sur de la capital. Ammán cuenta con una población cercana a los tres millones de habitantes.

Ammán fue fundada en torno al año 1300 a.C. por los Amonitas que la llamaron Rabat Ammon. Fue conquistada en torno al 985 a.C. por el rey israelita David. En la primera mitad del siglo III a.C. la ciudad fue llamada Filadelfia en honor del gobernante heleno Ptolomeo II Philadelphos. Tras pasar por manos seléucidas y nabateas, en el 30 a.C. fue conquistada por Herodes el Grande, fiel aliado de Roma. Filadelfia era la más meridional de las ciudades de la confederación de la Decapolis, consiguiendo un gran desarrollo gracias a su posición estratégica en la ruta caravanera entre Bosra y Aila (Aqaba). En el 106 d.C. pasó a formar parte de la provincia romana de Arabia, en lugar de la de Siria. Su máximo esplendor lo consiguió durante los siglos II y III d.C. En el 614 d.C. cayó en poder de los persas sasánidas, dejando atrás la tutela bizantina, y poco después, en el año 635 d.C. fue conquistada por los musulmanes.

En Ammán encontramos interesantes vestigios de la época romana “escondidos” entre los modernos edificios de la ciudad. El teatro romano está situado en la parte baja del centro de la ciudad, en el valle del Wadi Ammán. Tenía capacidad para unos seis mil espectadores, siendo construido en el siglo II d.C., durante el principado de Antonino Pío (138-161 d.C.).  Se han conservado sus espectaculares gradas, excavadas en la falda de una colina. La escena y el escenario han sido objeto de una cuidadosa restauración. Cerca del teatro, se encuentra el odeón, construido en la misma época que el teatro y con capacidad para unos quinientos espectadores. Entre ambos se encontraba antiguamente el foro romano de Filadelfia, perteneciente al período del emperador Comodo (177-192 d.C.). Tenía forma trapezoidal y se conserva una espectacular columnata de orden corintio al Sur y parte de la del Oeste. Cercano al complejo del foro-teatro se halla un ninfeo, construido en el 191 d.C.

 

Ammán. Foro romano (foto: David Stanley)
Ammán. Teatro romano (foto: cat_collector)

 

En la colina de la ciudadela, la antigua acrópolis, existía un templo romano dedicado a Hércules, construido por Marco Aurelio entre los años 161 y 169 d.C. Del mismo se conservan tres columnas corintias.

 

Ammán. Templo de Hércules (foto: Ken & Nyetta)

 

El Museo Arqueológico de Jordania, en Ammán, fue creado en 1951, sobre la colina de la Ciudadela. La colección lleva un orden cronológico desde el Paleolítico hasta la era islámica, con un peso importante del período romano (63 a.C. al 324 d.C.). Otro museo a tener en cuenta es el Museo de las Tradiciones Populares de Jordania, situado al este del teatro romano de Amán. Una de sus cinco salas cuenta con una colección de mosaicos procedentes de las iglesias bizantinas de Jerash y Madaba. Estos museos abren todos los días de ocho de la mañana a seis de la tarde, salvo los viernes, que lo hace de nueve de la mañana  a cuatro de la tarde.

 

Ammán. Museo Arqueológico (foto: Robin Presta)

 

Un nuevo museo es The Jordan Museum, instalado en la zona de Ras al-‘Ayn, destinado a acoger la colección arqueológica nacional y la historia de la familia real hachemita. Inaugurado oficialmente en el verano de 2013, es el mayor museo del país, con cerca de 10.000 m2 de espacio expositivo. Uno de sus principales atractivos son los Rollos del Mar Muerto, documentos de cuero, papiro y cobre que cuentan con algunos de los documentos bíblicos más antiguos que se conocen.

 

Ammán. The Jordan Museum

 

 

Más información.

THE JORDAN MUSEUM. www.jordanmuseum.jo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *