EDFU. EL TEMPLO DE HORUS

Egipto  /  APOLLONOS SUPERIORIS  (Aegyptus)

 

Edfu está situada en la orilla izquierda del Nilo, a 115 Km. al sur de Luxor y 105 Km. al norte de Aswan. Es lugar de parada de la mayoría de los cruceros que navegan por el Nilo.

 

Edfu era la antigua capital del segundo nomo del Alto Egipto. Según el manuscrito Notitia Dignitatum, en Apollonos Superioris, a principios del siglo V d.C., estaba acantonada la Legio II Traiana, bajo el mando del Duque de Tebas (Dux Thebaidos).

 

 

El principal monumento de Edfu es el Templo de Horus. Su construcción se inició durante el reinado de Ptolomeo III Evergetes I, en el 237 a.C., y fue finalizado 180 años después, en el 57 a.C., por Ptolomeo XII Neo Dioniso. Este templo mantiene la estructura clásica de la época grecorromana, iniciada con el pilono, seguido por un patio y el edificio de la pronaos o sala hipóstila. A continuación se situaba la naos del santuario, que llevaba al sanctasantorum del templo, donde se hallaba la estatua de la deidad del templo, Horus en este caso. En 1798, durante la campaña de Napoleón en Egipto, el templo se encontraba enterrado unos doce metros bajo la arena del desierto, sobresaliendo tan sólo la parte superior del mismo. En 1860, el egiptólogo francés Auguste Mariette comenzó las excavaciones arqueológicas que permitieron liberarlo de la milenaria protección de la arena. El Templo de Horus está considerado como el templo egipcio mejor conservado, que ha llegado hasta nuestros días.

 

Templo de Edfu. Litografía David Roberts. 1838

 

El pilono, de 36x74m., tan sólo es superado por el de Karnak. A ambos lados de la puerta de acceso se hallan cuatro hendiduras, donde antaño se levantaban mástiles con pendones, delante de los muros del pilono. A continuación se accede al gran patio, rodeado de columnas. Al final del mismo, antecediendo la entrada a la gran sala hipóstila, se encuentran situadas dos imponentes halcones, de 3,2m. de altura, coronados con la doble corona del Alto y Bajo Egipto. El halcón de la izquierda se encuentra en un gran estado de conservación, salvo la pintura que tendría originariamente, que a buen seguro le daría una imagen colosal.

 

Edfu. Templo de Horus. El Halcón (foto: Bernt Rostad)
Edfu. Acceso a la Gran Sala Hipóstila (foto: zolakoma)

 

Tras dejar a los halcones, accedemos a la gran sala hipóstila, sostenida por 18 columnas monumentales. Tanto las columnas, como el techo y las paredes se encuentran extraordinariamente decorados. En el techo se realizaron representaciones astronómicas, mientras que las paredes cuentan con imágenes de los monarcas ptolemaicos. A continuación se accede a una segunda sala hipóstila, antesala del santuario donde se encontraba la barca sagrada y el monolito de granito que albergaba la imagen de oro del dios Horus.

 

Edfu. Gran Sala Hipóstila (foto: Pablo Pecora)
Edfu. Templo de Horus. Decoración del techo (foto. The-E)
Templo de Edfu. Santuario de Horus (foto: Guillén Perez)

 

En este extraordinario marco del Templo de Edfu es posible disfrutar también de un gran espectáculo de luz y sonido, que nos introducirá en la historia del monumento, los credos de los antiguos egipcios y nos permitirá deleitarnos con las celebraciones y ritos folkóricos. El espectáculo se ofrece en seis idiomas (árabe, inglés, francés, alemán, castellano e italiano) a través del uso de auriculares y traducción simultánea.

 

Edfu. Templo de Horus (fotos: Sound & Light)
Edfu. Templo de Horus. Espectáculo de Luz y Sonido

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *