LA TORRE-TROFEO DE URKULU

Navarra  /  (Tarraconensis)

 

El Monte Urkulu, de 1.420m. de altitud, está situado al Norte de Roncesvalles, en el término municipal de Orbaiceta. Está muy cerca de la frontera hispano-francesa, dejando al Oeste el col de Lepoeder y al Este el col de Bentartea. La subida más cómoda al Monte Urkulu se inicia en Donibane Garazi (Saint Jean de Pie Port). Se trata de una carretera de montaña que termina en el col d’Arnosteguy (1236m.). Desde el aparcamiento del collado nos queda una subida por la pradera (media hora aproximadamente) para salvar el desnivel de 195m. que nos lleve a Urkulu.

 

En esas inhóspitas altitudes del Valle de Aezkoa, se halla la torre trofeo de Urkulu. Esta estructura circular, tiene un diámetro de 20m. y una altura de casi 4m. En la Antigüedad debió de superar los 4,5m. y probablemente estaba coronada por una forma cónica. Durante la excavación arqueológica realizada en 1990 se descubrió un altar de consagración. No se sabe con certeza quién fue su impulsor; se cree que pudo ser Pompeyo o Augusto. El primero lo habría erigido, en torno al 75 a.C., al mismo tiempo que el del Col de Panissars, instalando dos torre-trofeos en las dos vías de comunicación más importantes, situadas en los extremos, de los Pirineos. En el caso de Augusto, habría sido para conmemorar el sometimiento de las tribus galas de Aquitania en el 27-26 a.C., llevadas a cabo por M. Valerio Messala Corvino. Su ubicación en el monte Urkulu no es casual. En la Antigüedad los principales viales atravesaban los Pirineos por esta zona, siendo la torre-trofeo visible desde la vía romana Ab Asturica Burdigalam, que conducía desde Burdigala (Burdeos)  a Asturica Augusta (Astorga), pasando, entre otros lugares, por Pompaelo (Pamplona).

 

Torre-trofeo de Urkulu (foto: Diego Brouard)

 

La torre-trofeo de Urkulu es uno de los cuatro ejemplos, que han llegado hasta nuestros días. Este tipo de construcciones conmemoran las victorias militares romanas y el sometimiento a los pueblos vencidos. Los otros tres son, el ya mencionado del Col de  Panissars,  el de Augusto en La Turbie (Francia) -erigido tras la conquista de los Alpes Marítimos- y el de Trajano en Adamclisi (Rumanía) -erigido tras la conquista de la Dacia-.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *