EL FUERTE ROMANO DE VINDOLANDA

Inglaterra – Northumberland  /   VINDOLANDA (Britannia)

 

El yacimiento arqueológico del fuerte romano de Vindolanda se encuentra próximo a  Bardon Mills, al noreste de Inglaterra, en el condado de Northumberland. Además del excelente estado de conservación de las ruinas del campamento militar y el vicus civil desarrollado a su lado, Vindolanda es conocido por los objetos hallados en las excavaciones arqueológicas, como las famosas tabletas, calzado legionario, vestimentas de cuero, o un inodoro de madera, sorprendentemente conservados gracias a las peculiares condiciones de su suelo. En 1987 Vindolada pasó a formar parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO dentro de la designación del Muro de Adriano (ver artículo).

 

Vindolanda. Vaso con motivos gladiatorios (foto: Tom Webster)

 

El fuerte de Vindolanda fue construido en torno al 85  d.C., tras la victoria de las legiones romanas, comandadas por Agricola, sobre las tribus caledonias en la batalla de Mons Grapius. El fuerte guardaba la vital ruta este-oeste conocida como Stanegate. Se cree que, durante la construcción del Muro de Adriano, el propio emperador estuvo alojado en Vindolanda, puesto que en las excavaciones arqueológicas de 1992 se encontraron fragmentos de pinturas murales propios de una residencia palaciega, inusual en las duras tierras del norte de Britania.  Tras la construcción del Muro de Adriano, el fuerte fue brevemente abandonado, siendo nuevamente ocupado, y reconstruido en piedra, en la segunda mitad del siglo II d.C., tras el abandono de la frontera septentrional del Muro de Antonino. A lo largo de su historia, el fuerte romano auxiliar de Vindolanda estuvo protegido por diferentes unidades militares, entre las que podemos mencionar a la Cohors I Tungrorum (Galia Belgica), la  Cohors II Nerviorum  (también procedente de la Galia belga) o la Cohors IV Gallorum, unidad mixta de infantería y caballería. Cada vez que una de estas unidades llegaba al fuerte, éste era reformado o reconstruido.

 

Vindolanda. Fuerte romano y vicus civil (foto: Mike Bishop)

 

El yacimiento de Vindolanda es una de las mayores atracciones del Muro de Adriano. En él han sido hallados los documentos escritos más antiguos de la historia de las Islas Británicas: las tabletas de Vindolanda. Se tratan de pequeñas piezas de madera, del tamaño de una carta postal, utilizadas por los romanos para su correspondencia tanto privada como oficial. Entre las cerca de 1.300 tabletas halladas se encuentra información de los soldados que hacían guardia o los que estaban de permiso; la logística del campamento, con los pedidos de material o las órdenes de reparación de armamento; o testimonios de la vida cotidiana de los soldados y sus familias, como la del que comenta que le han enviado 50 ostras y que le envía de regalo la mitad al receptor de la carta o la escrita por Claudia Severa a su hermana Lepidina en la que le pide que venga de visita al campamento. Gracias a un acuerdo entre el British Museum y Vindolanda Charitable Trust, algunas de las tabletas pueden ser contempladas en el Museo de Vindolanda. El pasado verano se descubrieron, durante las excavaciones arqueológicas en uno de los fosos del fuerte, más de cuatrocientos zapatos de época romana, lo que eleva a más de siete mil el número de ejemplares de calzado romano descubierto en este lugar, muchos de los cuales se exhiben en el museo. A partir de ahora, todos estos excepcionales objetos de madera de Vindolanda podrán visitarse en la nueva Galería de Madera (Wooden Underworld Gallery), un edificio construido expresamente para albergar y conservar adecuadamente estas piezas únicas.

 

Museo de Vindolanda. Piezas de cuero (foto: Son of Groucho)
Museo de Vindolanda. Tabletas romanas de escritura

 

Se conservan principalmente vestigios del fuerto romano correspondientes al período en que fue construido en piedra, tras la construcción del Muro de Adriano, y del vicus civil que se creó alrededor de la guarnción militar. Del fuerte son visibles los restos del principia o cuartel general; del praetorium o residencia del comandante de la guarnición; de algunos de los barracones de los soldados; y las letrinas.

 

Vindolanda. Principia (foto: Mike Fitzpatrick)
Vindolanda. Barracones (foto. Adam)

 

Otros lugares de interés son, en el vicus civil, los vestigios de viviendas y talleres artesanales o las termas, pertenecientes a la época pre-adriánica.

 

Vindolanda. Termas pre-adriánicas (foto: Carole Raddato)

 

Para favorecer la comprensión del fuerte, se han realizado  una serie de recreaciones de las estructuras defensivas del fuerte y del Muro de Adriano, en piedra y madera, así como de un templo y una casa romana.

 

Vindolanda. Recreación del Muro de Adriano (foto: Carole Raddato)
Vindolanda. Recreación de la puerta norte en madera y muralla del milecastle (foto: Mike Bishop)

 

 

 

Más información.

VINDOLANDA ROMAN FORT (Chesterholm. Bardon Mill, Hexham)

HORARIOS: Todos los días. Abril – septiembre de 10:00 a 18:00. Octubre, de 10:00 a 17:00. Noviembre - diciembre, de 10:00 a 16:00. Última admisión 45 minutos antes del cierre.  

TARIFAS 2019: Adultos… 8,25 libras. Visita conjunta con el Roman Army Museum por 12,20 libras. 

Cómo llegar: A69 salida Vindolanda. Ruta alternativa por la B6318.

WEB: www.vindolanda.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *